Logo del sitio

Bélgica pide que sus patatas fritas con mahonesa sean 'Patrimonio de la UNESCO'

Posiblemente ni las patatas fritas ni la mahonesa serían lo primero en lo que uno piensa para incluir en una lista de grandes logros de la humanidad. Pero poca broma, porque combinados forman -además de algo muy rico- uno de los platos nacionales de Bélgica.

Tanto es así que una firma de mahonesa del país se ha animado a iniciar una recogida de firmas para pedir a la UNESCO que reconozco esta obra maestra de la gastronomía belga como "Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad". Nada menos.

Aunque pueda sonar surrealista, la pizza napolitana fue recientemente incluida en esta lista. O, mejor dicho y más allá de lo que digan los titulares, es el arte de los pizzeros napolitanos lo que figura en esa lista de patrimonio inmaterial de la UNESCO.

Pero volviendo al tema belga, lo curioso de la propuesta de la mahonesa Natura es que una petición similar ya fue hecha en 2014 por la asociación nacional de establecimientos dedicados a las patatas fritas, aunque la versión renovada parece que incluye también la salsa a la hora de volver a pedir el reconocimiento.

Aunque está por ver si tienen suerte, como recuerdan desde Munchies, la cerveza belga ya figura en esta lista de bienes inmateriales junto a otras comidas y bebidas, como el kimchi coreano .

A la espera de ver si esta vez la idea prospera, cabe suponer que los siempre activos defensores de la auténtica paella valenciana tomarán nota y pronto empezarán su propia cruzada. Tras conseguir el dichoso emoji de la paella, qué menos que pedir ahora un sello de la UNESCO. Al tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento