Fernando Ferrando
Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables. FUNDACIÓN RENOVABLES

Fernando Ferrando es el presidente de la Fundación Renovables, que tiene como objetivo fundamental sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de llevar a cabo un cambio de modelo energético con el ahorro, la eficiencia y las renovables como principios básicos. La fundación nació, según aseguran, para paliar el "tremendo déficit de información que existe en nuestro país sobre la energía en general y sobre las renovables, en particular, desconocimiento que perpetúa modelos insostenibles en nuestro ámbito energético".

¿Por qué sube tanto el precio de la luz?
La composición de la tarifa eléctrica hay que entenderla bajo tres prismas distintos. Primero, los costes fijos (distribución, transporte, déficit tarifario, pagos por capacidad, etc), que se deciden a través de la política, suponen dos tercios del precio. Y el tercio restante es lo que sería el precio del mercado, que se cierra hora a hora. Cuando la electricidad sube en realidad es el influjo de esta segunda parte. ¿Por qué sube? Si el precio que se va a pagar por todos los kilowatios/hora es igual al precio último tasado, es decir, si se tasa con precio de gas se paga a precio de gas también la electricidad generada con hidráulica, nuclear o eólica. Si hay poca agua o poco viento afecta al precio y lo encarece. Esto es un problema. Por supuesto que si el sistema se cambiara y se fuera a un pago por cada una de las energías el coste, y la factura, se abaratarían, pero no hay voluntad. La tarifa está pensada para maximizar la cuenta de resultados de quien ofrece la electricidad, es decir, de las empresas eléctricas, pero no como un servicio público.

Ejemplares en PDF de MiBolsillo¿España está apostando por las energías limpias?
No lo que correspondería. El año 2017 ha subido un 18% las emisiones de generación de energía eléctrica. El 30% de las emisiones globales son de electricidad. Seguimos apostando por el carbón, que contamina más. También apostamos por el diesel y los motores de gasolina, apenas fomentamos el coche eléctrico y por tanto no se reducen las emisiones.

¿Entonces no hay un declive en España de las energías nucleares y térmicas?
Una cosa son las palabras y otra los hechos. Iberdrola o Endesa manifestaron su interés en cerrar centrales de carbón nacional porque no eran rentables, pero el anterior ministro Álvaro Nadal se inventó un decreto para impedir el cierre. El 50% de los vehículos subvencionados eran de gas natural, no eléctricos. Las emisiones desde 1990 a ahora han subido en torno a un 24%. De cara a la galería los anteriores gobiernos han mostrado interés en descarbonizar, pero no han hecho nada relevante.

La actual ministra Teresa Ribera sí ha manifestado su intención de cerrar nucleares y de descarbonizar. ¿Cree que va en serio?
Nosotros como fundación hemos pedido que se cierren ambas. Cerrar el carbón y las nucleares no supondría subir el precio de la factura eléctrica. Es mentira. Hay opciones más baratas como las energías renovables. El ministro Nadal dijo que si se cerraban las nucleares subiría el precio de la electricidad un 10%. Era una cifra aleatoria. Muchos de estos activos forman parte del balance de las empresas del sector eléctrico, y su no utilización supone un deterioro del valor de las propias compañías. Pero un gobernante debe pensar en sus ciudadanos más que en el beneficio del sector energético. Respecto a lo que ha dicho la nueva ministra nosotros estamos a favor de cerrar antes las centrales nucleares. Nosotros le pedimos que lo haga en 2024 y ella propone 2028. Y el carbón debe cerrarse en 2025.

¿Es rentable apostar por energías renovables?
Absolutamente. Es rentable porque no tiene impacto ambiental, es sostenible, crea empleo, crea industria. Y además es más barato general energía con viento, con sol, con biomasa, con agua y con termosolar que con cualquier otra fuente. Y se ha demostrado con las subastas abiertas. Los precios están muy por debajo del carbón. Lo que debemos preocuparnos es que España era líder en eólica, fotovoltaica y termosolar hace 10 años y en estos momentos nuestra industria está en manos de capital extranjero. Hemos perdido el liderazgo que tuvimos en renovables.

¿El autoconsumo es viable en España?
Sí, tanto económica como técnicamente. El problema es que hay una normativa que lo dificulta mucho. El impuesto al sol, una tasa para gravar lo que los consumidores se ahorraban por no verter energía de red, es una auténtica barbaridad. España tiene en el sector doméstico la segunda tarifa eléctrica más cara de Europa. El Parlamento Europeo acaba de manifestar que los consumidores tenemos derecho a comprar, a vender, a almacenar y a generar energía eléctrica. Hacer una instalación fotovoltaica cuesta un día, tramitarla 3 meses. En Alemania y en otros países igual que enchufo una lavadora enchufo una instalación de generación.

¿El impuesto al sol debe derogarse cuanto antes?
Por supuesto, cuanto antes.

¿Cómo podemos reducir la dependencia del petróleo?
Nosotros apostamos por la electrificación de la demanda. La electricidad en estos momentos es renovable en un 40%. Nosotros apostamos por que alcance un 80%. El 83% de la energía que se utiliza en España viene del exterior. Si queremos romper esa dependencia solo podemos hacerlo con dos conceptos: electrificar la demanda y apostar por las renovables. Hay que sustituir las calderas de gasóleo y de gas por bombas de calor que tienen cuatro veces más rendimiento. Hay que cambiar la movilidad:apostar mucho más por la peatonalización, por el transporte público, por el compartido, por la bicicleta y también por los vehículos eléctricos. En España hay una ciudad, Vitoria, más avanzada que Copenague. El 54% de los desplazamientos es a pie y el 12% en bicicleta. Han acercado los servicios a la ciudadanía. En menos de 500 metros de distancia tienes todos los servicios concentrados. Actuando bien en la vivienda y el transporte ahorraríamos mucha energía, dinero y salud y no tendríamos esa dependencia del petróleo.

¿Las empresas españolas están apostando por las energías renovables?
Sí, están apostando. Otra cosa es que esa transición sea lenta. El sector eléctrico está apostando por las renovables. Repsol y Cepsa han comunicado su interés en invertir en renovables. Saben que tienen que cambiar y adaptarse porque el modelo antiguo está agotado. El déficit comercial de España en 2017 fue de 24.000 millones de euros. De ellos, 21.000 millones fueron importaciones energéticas (crudo, gas...). El año 2018 el déficit comercial de petróleo será superior a los intereses de la deuda:será superior a 31.000 millones de euros. Y parece que esto, tan grave, no preocupe a los políticos.

¿Qué esperan de la nueva ministra de Transición Energética?
Confiamos en ella por su trayectoria.Teresa Ribera ha defendido estos conceptos que nosotros reclamamos. También destaca por su capacidad de diálogo. Tenemos, por tanto, esperanza.