Primer implante de una mano biónica a una niña

Tiene 12 años y con la prótesis puede mover los dedos como si fueran humanos. Cuesta 40.000 €.
Carlota con su nueva mano biónica en el hospital, le permite realizar movimientos casi perfectos.(Toni Albir / EFE).
Carlota con su nueva mano biónica en el hospital, le permite realizar movimientos casi perfectos.(Toni Albir / EFE).

Carlota nació sin mano ni antebrazo izquierdos por culpa de una malformación congénita, pero gracias al implante de una mano biónica, con 12 años ha conseguido por fin abrir un refresco, manejar una llave o teclear en un ordenador. Ella, catalana, se ha convertido en la primera niña de Europa que  ha podido cambiar su vida gracias a una prótesis casi perfecta, que imita los movimientos naturales de la mano humana.

«Estoy muy ilusionada», explicaba ayer Carlota, y comentaba que su día a día «ha cambiado mucho». Y es que esta niña catalana usó desde los dos años hasta hace 21

días una prótesis mioeléctrica que sólo le permitía usar la mano a modo de pinza.

Visto el éxito del primer implante, el hospital Sant Joan de Déu de Barcelona tiene previsto colocar la misma prótesis a doce adolescentes más. Por ahora, los niños entre dos y doce años no podrán beneficiarse del implante, ya que no existen manos biónicas más pequeñas en el mercado. La prótesis cuesta unos 40.000 euros, el doble que una mio-eléctrica.

¿Por qué es mejor esta mano?

La mano biónica pesa unos 400 gramos, el paciente la enrosca en el encaje que ya tenía implantado y se recubre con un guante de silicona que simula la mano humana. La prótesis recoge las señales eléctricas que generan los músculos del miembro residual del paciente a través de electrodos subcutáneos, que hacen que la mano se mueva. Además, se puede regular la fuerza ejercida.

HACIA UN CUERPOA ARTIFICIAL

Caso pionero

Claudia Mitchell, de 26 años, se convirtió en septiembre de 2006 en la primera persona que dispuso de un brazo biónico: una prótesis conectada a su propio sistema nervioso. La operación se hizo en EE UU.

Un atleta especial

A Oscar Pistorius, sudafricano, de 21 años, le amputaron de niño ambas piernas a la altura de la mitad del peroné. Con sus piernas con láminas de fibra de carbono ha provocado un debate por su fallida pretensión de correr en los JJ OO de Pekín.

Implantes auditivos

Se llama implante auditivo osteointegrado (BAHA). El audífono se conecta con un pequeño implante de titanio colocado en el hueso del cráneo, cuyas vibraciones permite transmitir los sonidos al oído interno. En España lleva utilizándose desde los años noventa y ya lo cubre la sanidad pública.

Lorenzo Gil

Recibió la semana pasada la primera mano biónica  que se colocó en España. Este valenciano utiliza el mismo modelo, basado en impulsos musculares, que se ha colocado a la niña barcelonesa.

Cerco a la ceguera

En 2005, una retina artificial permitió a seis invidentes percibir temporalmente la luz y las formas. Un trabajo posterior, que en breve probarán de forma experimental cuatro pacientes del Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona, se basa en una pequeña cámara montada en unas gafas que transmite información a un implante adosado a la parte exterior del globo ocular.

Corazón artificial

En julio de 2007 se implantó por primera vez en España un corazón artificial. Lo recibió una mujer de Tarragona de 43 años. Funciona mediante una bomba que impulsa la sangre desde el ventrículo izquierdo hasta la arteria aorta. Un cable lo conecta  a una unidad externa que funciona con baterías.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento