Supermercado
Una mujer compra en un supermercado. Archivo

Vender productos en buen estado pero descartados por los grandes supermercados y hacerlo a un precio asequible para que todo el mundo pueda tener acceso a ellos. Una fórmula capaz de combatir simultaneamente el desperdicio de alimentos y la pobreza, y que poco a poco va encontrando su camino alternativo en el mercado de la alimentación, dominado por grandes distribuidoras, marcas y superficies.

Y la última iniciativa de este tipo llega desde Canadá, donde el supermercado Feed it Forward ofrece productos descartados por la industria -pequeños defectos en el empaquetado o estéticos, fecha de caducidad próxima...- con una política de precios en la que cada cliente paga lo que puede. Aunque diversos medios hablan del primer mercado de este tipo en el mundo, en realidad en Alemania ya existe un supermercado que desde comienzos de 2017 apuesta por este mismo modelo.

Pero da igual quién sea el primero si de lo que se trata es de luchar contra las toneladas de comida que acaban cada año en la basura (con un valor de más de 30.000 millones de dólares canadienses sólo en ese país, según los datos de la organización) y permitir que las personas más desfavorecidas tengan acceso a alimentos.

Detrás de este proyecto está el chef Jagger Gordon que en 2014 ya puso en marcha un programa de neveras y congeladores repartidos por Toronto y en los que particulares y restaurantes podían dejar alimentos y comidas congeladas para quienes las necesitaran. Más tarde, en primavera del año pasado, The Soup Bar, regenteado por este mismo cocinero, se convirtió en el primer restaurante del país con esa política de "pay what you can" (paga lo que puedas) que ahora ha llegado también al nuevo supermercado.

De este modo, los clientes podrán decidir cuánto pagan por su compra. La idea es que quienes lo necesiten puedan irse sin pagar, aunque en estos casos se limita la cantidad de alimentos a lo que una familia necesitaría para pasar el día, de modo que los productos -donados por grandes superficies y marcas- puedan llegar a más personas.