La asistencia de público a las salas de cine registró su mínimo del año a causa del Mundial de Fútbol y, sobre todo, la celebración de la noche de San Juan y el inicio del verano. Solo una vez más Jurassic World: El reino caído volvió a lograr atraer público y, según datos de ComScoreMovies, recaudó unos notables 1,4 millones de euros en su tercer fin de semana.

La secuela dirigida por Juan Antonio Bayona sigue imparable y, en dos semanas y media, lleva amasados 15,8 millones de euros y unos 2,4 millones de espectadores han pasado por taquilla.

Los resultados también fueron espectaculares en el estreno en Estados Unidos con 150 millones de dólares (128 millones en euros) y un total que supera los 711 en todo el mundo. Su predecesora, Jurassic World en 2015, consiguió amasar 1.671,7 en las pantallas al final de su carrera comercial en cines.

Volviendo a los cines españoles, la segunda con más recaudación fue el estreno del filme de Hereditary, pero solo pudo hacerse con unos 300.000 euros. Una cifra similar a la que obtuvo la comedia española El mundo es suyo, la tercera más vista y también en su debut.

En el cuarto y quinto lugar se posicionaron dos novedades más, la de Superagente Canino y Con amor, Simón, ambas recogiendo algo más de 200.000 euros. Por debajo de ellas, sexta, se situó Han Solo: Una historia de Star Wars y que después de un mes en cartelera acumula 5,7 millones.

Completando la lista de las diez más taquilleras encontramos dos comedias, una norteamericana, ¡Qué guapa soy! y la otra española, el éxito sorpresa del año Campeones con 17,2 millones después de once semanas y media de exhibición. Novena fue Tully, protagonizada por Charlize Teron y que también debutaba en nuestros cines. Y en la décima posición Deadpool 2, a punto de llegar a los 9 millones recaudados en cinco semanas y media.

En cuanto a número de copias, Superagente canino se estrenó en 337 salas, El mundo es suyo en 300, Hereditary en 258, Con amor, Simón en 200 y Tully en 125.