Al incluir modificaciones al actual presupuesto derivadas de la aplicación de remanentes, el expediente deberá ser finalmente aprobado por el pleno municipal, cuestión que se tratará en la sesión prevista para el martes 3 de julio.

El proyecto recoge el desglose de los 6 millones de euros de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) en una serie de actuaciones en la ciudad, que incluyen 1,2 millones para actuaciones de mejora en espacios públicos dentro del Plan de Barrios, un millón de euros para rehabilitación de vivienda municipales, 980.000 euros para corredores sostenibles y mejoras en seguridad vial, 750.000 euros en mantenimiento de firmes y pavimentos o 500.000 euros para obras en colegios público, entre otras.

Esos 6 millones de euros se han generado tras el cierre de las cuentas del pasado año con un superávit de 8,35 millones de euros. La normativa vigente derivada de la ley de Estabilidad señala que una parte, en concreto 2,35 millones de euros, se deben destinar a obligaciones pendientes y el resto, los 6 millones de euros, se pueden invertir en actuaciones en la ciudad, que deben licitarse en este 2018.

Antes de su aprobación en la Junta de Gobierno, la Comisión de Presidencia del Ayuntamiento ha abordado el tema de las inversiones financieramente sostenibles en su reunión de esta misma mañana, ha informado el Consistorio pamplonés en un comunicado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.