De este modo ha contestado la edil a las afirmaciones del consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, que este lunes ha explicado que el Ejecutivo utilizará el próximo año los dos festivos que le corresponde declarar a la Comunidad al día de Santiago, 25 de julio, y el lunes de Pascua, 22 de abril, dado que el Día de las Instituciones (28 de julio) y la Bien Aparecida (15 de septiembre) caerán en domingo.

"El Gobierno de Cantabria nos deja claro que será algo excepcional y no una medida para dar respuesta a las reivindicaciones de los vecinos y el equipo de Gobierno (PP)", ha lamentado en un comunicado la edil, que ha subrayado que "a pesar de todo, la ciudad se alegra de la decisión".

"Santiago nunca ha sido una fiesta prioritaria para el Gobierno regional del PRC-PSOE aunque se trate de una festividad que trasciende a la capital de Cantabria, atrae a miles de ciudadanos a Santander para participar en su día grande y se celebra además en otros muchos municipios de la región", ha añadido.

Así, ha criticado que el Ejecutivo cántabro "haga caso omiso del sentir mayoritario entre la sociedad de Cantabria, por lo que representa Santiago y por lo que supone la Semana Grande santanderina para el turismo y la economía regional".

Gutiérrez ha destacado que este cambio en el calendario laboral permitirá destinar uno de los festivos locales al día de la Virgen del Mar.

"No tenía sentido que el Gobierno de Cantabria privara a los santanderinos, y a muchos cántabros también, de celebrar este día con los vecinos y a la ciudad de poder dedicar una fiesta a su patrona", ha criticado.

Según ha recordado, "el Ayuntamiento se ha visto obligado durante demasiados años a renunciar a una de sus fiestas tradicionales" y se ha preguntado "qué motivos tiene ahora el ejecutivo regional para introducir esta festividad en 2019".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.