Presentación de la nueva ordenanza
Presentación de la nueva ordenanza CEDIDA

El documento, que fue aprobado en la mañana de este lunes por la Junta de Gobierno, será sometido el próximo viernes a la consideración del Pleno y sustituye el de 1989, para hacerlo más acorde con la realidad social y legal.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, fue el encargado de dar a conocer sus principales características, en un acto en el que estuvo junto al cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, y la presidenta de la Cooperativa del Mercado Nuestra Señora de África, Estefanía Hernández.

Bermúdez indicó que esta nueva ordenanza "adecúa su contenido a las directrices europeas, que son de obligado cumplimiento, y otorga a los comerciantes una mayor autonomía y flexibilidad a la hora de ordenar y gestionar el Mercado Nuestra Señora de África a través de su cooperativa".

La Recova, apuntó, "está en el mejor momento de su historia, tanto por la afluencia de gente, como por los turistas y las actividades de ocio, es un orgullo para todos los santacruceros y, por eso, el Ayuntamiento le ha concedido la Medalla de Oro de la Ciudad".

El éxito del mercado, según indicó Bermúdez, "se basa en su autenticidad y en que las actividades complementarias que propone, además de su función de mercado de abastos, son diferentes y tienen personalidad propia".

En su opinión, "no son más de lo mismo y en eso radica su secreto para convertirse, también, en un punto de reunión para los vecinos de esta capital cuando abre sus puertas de noche".

Arteaga, por su parte, abundó en que la nueva regulación jurídica "proporciona unas reglas del juego más claras desde el punto de vista de los modos de gestión de la concesión administrativa para los alrededor de 200 titulares, incluyendo el parking y las Casetas Azules, con los que cuenta el Mercado de Nuestra Señora de África en la actualidad".

El mercado, dijo, "es un servicio público muy arraigado entre los santacruceros y este reglamento es solo una herramienta jurídica que pretende colaborar y seguir sumando para adaptarlo a los nuevos tiempos y convertirlo en una instalación aún más moderna, un mercado que tiene más cerca su despegue definitivo, pero que no renuncia a su verdadera identidad para conseguirlo".

Estefanía Hernández aprovechó la oportunidad para agradecer públicamente al Ayuntamiento de Santa Cruz la concesión de la Medalla de Oro de la ciudad y, en cuanto a este nuevo reglamento, comentó que "se trata de algo muy necesario" y va a "ayudar mucho".

"Nos marca las reglas con las que seguir progresando, ya que el documento permitirá que el Mercado Nuestra Señora de África siga avanzando para que tanto nuestros clientes habituales como los turistas se lleven buenos productos con el mejor servicio posible", subrayó.

GESTIÓN

El espíritu del documento es otorgar a los concesionarios una mayor autonomía en la gestión del servicio, dotándolos de los medios necesarios para conseguir una gestión más moderna, ordenada, eficaz y, sobre todo, más flexible.

Para ello, y bajo los parámetros del respeto a los principios de servicio público tanto de la administración municipal como de los concesionarios, el reglamento incide en la forma de gestión indirecta a través de una concesión administrativa y, del mismo modo, sin renunciar tampoco a otras formas ofrecidas por el ordenamiento jurídico.

El sistema contenido en el nuevo reglamento utiliza los mercados municipales como establecimientos públicos, gestionados directa o indirectamente por el ayuntamiento.

Ahí se integra un colectivo de locales de comercio al por menor y, en su caso, servicios de restauración, hostelería u otros que compartan la utilización de espacios e instalaciones de uso común.

El Ayuntamiento, principalmente, establece mediante este documento la relación jurídica con los concesionarios, lo que no impide que pueda intervenir también en otros aspectos para garantizar una adecuada prestación del servicio público, tal y como se recoge en el régimen sancionador.

El nuevo reglamento de Mercados Municipales se estructura en 6 títulos y consta de 59 artículos, 3 disposiciones transitorias, 1 disposición derogatoria, 2 disposiciones finales y 1 anexo.

Entre las actividades que contempla se encuentran un área de servicio de mercado destinada al ejercicio de actividades de comercio minorista; áreas de servicios e instalaciones comunes; áreas de apoyo al servicio de mercado; áreas de apoyo al servicio de mercado destinadas al desarrollo de actividades de gestión de servicios administrativos, técnicos, financieros, de información o similares; áreas destinadas a actividades culturales, educativas, deportivas, de salud y bienestar social y áreas destinadas a servicios terciarios que contribuyan al desarrollo y correcto funcionamiento de los mercados o que lo complementen permitiendo prolongar la vida y uso de estas instalaciones e incluyendo los servicios de restauración, hostelería u otros como elemento dinamizador.

En todo caso, la superficie destinada a ejercicio de actividades de comercio minorista de artículos de consumo alimentario deberá ser, como mínimo, del 50% de la superficie total del mercado incluyendo, a efectos de este cómputo, su parte proporcional de instalaciones y zonas comunes del propio mercado.