La directora del Centro de Drogodependencias y Adicciones, Blanca Molina
La directora del Centro de Drogodependencias y Adicciones, Blanca Molina DIPUTACIÓN

La mayoría, el 82,8 por ciento, son hombres, y el 34,6 por ciento (1.993 casos) corresponden a nuevos tratamientos; el resto son personas que iniciaron tratamiento en años anteriores y que aún no lo han finalizado, porque los tratamientos suelen ser de más de un año.

Según ha explicado este lunes en rueda de prensa la responsable del Centro Provincial de Drogodependencias y Adicciones, Blanca Molina, el panorama del consumo de drogas ha cambiado en los últimos años.

La droga que motiva mayor número de admisiones a tratamiento en esta provincia es el alcohol, con un 37,52 por ciento de casos (un 3,3 por ciento más que el año pasado), seguida de la cocaína con un 20,9 por ciento, un 3,3 por ciento más.

La marihuana y derivados de cannabis se encuentran en el tercer lugar con un 16,41 por ciento de casos (baja ocho puntos), seguida de heroína y otros opiáceos con un 7,68 por ciento; juego patológico, 5,6 por ciento; tabaco, 3,5 por ciento, y adicciones sin sustancia, el 1,25 por ciento.

La directora del Centro Provincial de Drogodependencias y Adicciones, Blanca Molina, que ha subrayado el "extraordinario papel" que desarrollan los profesionales de los doce centros de la Diputación en la provincia, ha destacado que, en los últimos 15 años, ha sido el alcohol la principal droga tratada, excepto en el período de 2012 a 2014 que fue el cannabis.

La cocaína continúa como tercera droga, teniendo su época de mayor auge en 2013, bajando en número entre 2014 y 2015 y aumentando ligeramente en los dos últimos años.

Según ha informado Molina, durante 2017, se han dado 34.075 citas a pacientes y familiares, 47.428 actividades asistenciales y 6.014 controles toxicológicos.

Igualmente, ha subrayado que el cannabis es la droga cuya edad media de inicio en el consumo es la más baja, situada en la provincia de Granada en los 16,31 años de media. También es la droga cuya media de edad de los consumidores que acceden a tratamiento es la más baja, con 27,4 años. Los consumidores de alcohol se inician a los 16,83 años y el abuso aparece a los 28,53, pasando 22 años antes de solicitar un tratamiento.

"Que las personas encuentren un lugar en su comunidad, y organicen un estilo de vida que les sea gratificante y donde el consumo problemático de sustancias no tenga lugar", ha explicado Molina. Para ello, se han llevado a cabo programas socioeducativos, formativos y de acompañamiento y orientación en la búsqueda de empleo, como elementos imprescindibles para su integración social. En total, se ha trabajado con 803 personas.

En las actividades socioeducativas del Centro de Día han participado 17 personas. El servicio de atención jurídica ha atendido este último año 627 procedimientos y se han atendido a 367 hombres y 62 mujeres con diferentes causas judiciales, asesorándoles e informando a los organismos correspondientes.

Asimismo, se ha trabajado conjuntamente con los dinamizadores de los Centros Guadalinfo de los municipios la prevención del uso inadecuado de las nuevas tecnologías y drogas con 659 adolescentes en 56 municipios, ya que se considera "prioritario establecer acciones eficaces susceptibles de facilitar la eliminación o reducción del abuso de sustancias y comportamientos adictivos, potenciando factores que protejan a jóvenes y adolescentes".

El presupuesto total dedicado a la atención, prevención e incorporación de las adicciones en la provincia ha sido de 3.417.379 euros, de los que el 63 por ciento procede de la Diputación, y el 37 por ciento es una aportación de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Granada.