El Ayuntamiento impulsa una Oficina de Atención a Víctimas del Franquismo para elaborar una querella

  • El Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha en el edificio Seminario de la ciudad una Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo. En esta sede se recogerán en los próximos meses testimonios y documentación que servirán como base para presentar en los tribunales una querella municipal por crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista en la capital aragonesa.
Santisteve y Rivarés junto a representantes de asociaciones memorialistas
Santisteve y Rivarés junto a representantes de asociaciones memorialistas
EUROPA PRESS

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, y representantes de asociaciones memorialistas, entre ellos Mercedes Sánchez, de la Asociación Recuperación de Memoria Histórica de Aragón (ARMHA), y Chato Galante, de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra Crímenes del Franquismo (CEAQUA), han dado a conocer este lunes esta nueva oficina que tratará de resarcir el dolor de los represaliados y "poner fin a la situación de impunidad franquista".

Santisteve ha sostenido que en España "arrastramos un déficit democrático", lamentando que la Constitución de 1978 no se asentó en las bases del último régimen democrático, la II República, a la que siguió una Guerra Civil y una dictadura que acabó con la vida de miles de personas "por sus ideas, su trabajo o sus posiciones políticas".

En 2015 se aprobó en el pleno del consistorio una moción de Chunta Aragonesista, con el apoyo de Zaragoza en Común y PSOE, para promover una querella contra los crímenes del franquismo en la ciudad y, después, ZEC y CHA negociaron en los presupuestos la puesta en marcha de esta oficina y conceder una ayuda de 20.000 euros para realizar los trabajos de búsqueda y preparación de la documentación.

Esta oficina dará lugar a un "relato" de lo ocurrido que servirá como base de la querella municipal, ha señalado el alcalde, al indicar que la capital forma parte de la Red de Ciudades contra la Impunidad Franquista y trabaja desde hace meses en esta nueva vía judicial junto a CEAQUA.

Las víctimas del franquismo "tiene derecho" a dar a conocer al conjunto de la sociedad lo que pasó y con estas acciones "vamos sembrando la semilla" para promover la verdad y la justicia, ha estimado el alcalde.

Fernando Rivarés ha precisado que la oficina estará en funcionamiento en la antesala del despacho de Alcaldía en el edificio Seminario, de lunes a viernes de 16.30 a 20.30 horas, hasta el 23 de diciembre y será atendida por miembros de la Asociación Libre de Abogadas y Abogados de Zaragoza.

TAMBIÉN ES CULTURA

Para ello, Zaragoza Cultural ha suscrito un convenio de colaboración con ALAZ, dado que es la asociación que seleccionaron por unanimidad todos los colectivos memorialistas para atender este servicio. La oficina también contará con voluntarios de estas entidades para la gestión y la atención personal y emocional, así como para colaborar en el trabajo jurídico desempeñado por ALAZ.

Rivarés ha subrayado que esto "es cultura, es cultura del pueblo, popular", que recopila la memoria de "los masacrados, excluidos, exiliados, asesinados", por lo que ha defendido que es "cultura, es reparación y es justicia".

En representación de las asociaciones memorialistas, Mercedes Sánchez ha indicado que tras aprobarse la moción de CHA en el pleno en 2015 este es "un segundo empujón" para presentar una querella por los crímenes del franquismo cometidos en la ciudad y ha advertido de que son "crímenes de lesa humanidad".

Sánchez ha pedido al consistorio que la oficina permanezca abierta más allá del 23 de diciembre dado que "hay mucho trabajo por hacer" y ha finalizado con una cita del escritor William Shakespeare: "Dad palabra al dolor, el dolor que no se expresa acaba pudriendo el corazón".

Por su parte, Chato Galante, de CEAQUA, ha recordado que hace diez años que se inició el trabajo en Argentina para preparar una querella contra los crímenes del franquismo y ha estimado que la oficina de Zaragoza será "un gran éxito" y cumplirá con el propósito de garantizar "nuestro derecho a la justicia".

Ana Mancho, en representación del colectivo de bebés robados, ha manifestado que sus casos han permanecido silenciados durante mucho más tiempo y ha observado que de las 3.000 denuncias presentadas, la mayoría han sido archivadas.

RECOPILAR TESTIMONIOS

A partir de los testimonios y la documentación que vaya recogiendo y analizando la Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo, el primer paso será delimitar el periodo temporal y los crímenes que pueden formar parte de una futura querella.

Ese material aportado gracias a la colaboración de víctimas y familiares, organizaciones memorialistas e investigadores permitirá posteriormente elaborar el informe base para la querella municipal para redactarla jurídicamente y tramitar el proceso judicial.

Asimismo, todos los testimonios recogidos servirán para elaborar un relato en forma de libro y formará parte del vídeo-archivo de la memoria histórica. Algunos de esos testimonios ya se pueden conocer en las páginas web de las asociaciones memorialistas.

Hasta el momento cuatro ayuntamientos han presentado querellas por crímenes contra la humanidad cometidos en sus municipios (Vitoria, Pamplona, Elgeta y Mondragón), otros dos por los bombardeos sucedidos en sus ciudades durante la Guerra Civil (Durango y Barcelona) y cerca de 40 corporaciones locales se han comprometido a través de mociones en sus plenos a impulsar el enjuiciamiento de estos crímenes en sus localidades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento