El joven, interceptado este pasado sábado, está siendo investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por exceso de velocidad, informa la Benemérita.

Sobre las 13.00 horas del 23 de junio, agentes del Destacamento de Tráfico en un control en Corvera de Toranzo, en un tramo limitado a 90 km/h y verificando la circulación de los vehículos que se dirigían al puerto, detectaron a través del radar una motocicleta a 203 km/h, es decir, a 113 km/h más de lo permitido.

Poco después, el motorista fue parado por una patrulla en funciones de notificación, que le informó de lo ocurrido y de que dado el exceso de velocidad con el que circulaba, se le instruirían diligencias en calidad de investigado, por un presunto delito contra la seguridad vial, y que serán remitidas al Juzgado de Medio Cudeyo.

El Código Penal recoge para estos hechos penas de prisión, o multa o trabajos a favor de la comunidad, y siempre con privación del derecho de conducción de vehículos que puede llegar hasta los 4 años.

OPERATIVO

Esta actuación se enmarca dentro del dispositivo específico de control de velocidad que la Agrupación de Tráfico del Instituto Armado establece en la carretera nacional N-623 que se dirige al puerto del Escudo, al haberse detectado la presencia de motocicletas, principalmente los fines de semana, circulando con exceso de velocidad.

Con este operativo se pretende garantizar la seguridad vial de todos los usuarios de la vía, y de forma específica la de los motoristas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.