Inés Madrigal
Inés Madrigal, a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid para la primera jornada del primer juicio por bebés robados en España. JORGE PARÍS

Este martes 26 de junio comienza en la Audiencia Provincial de Madrid el primer juicio por el robo de un bebé en España. El miércoles se celebrará una segunda sesión, tras lo cual el caso quedará visto para sentencia.

Tras el planteamiento de las cuestiones previas, en la primera jornada está previsto que declaren el procesado, el doctor Eduardo Vela, así como siete testigos. En la segunda lo harán otros cinco testigos y dos peritos.

La denunciante, Inés Madrigal, espera que el fallo judicial "sirva de apertura o dé paso a otros casos", según relató a 20minutos. Las asociaciones de víctimas han convocado una concentración a las puertas de la Audiencia para arroparla. Los afectados lamentan que haya más de 2.000 denuncias archivadas y que solo otro caso más tenga posibilidades de ser juzgado.

La denunciante

Inés Madrigal es presidenta de SOS Bebés Robados Murcia. A los 18 años supo que era adoptada y en 2010, tras leer un artículo con un caso similar al suyo, comenzó a sospechar que pudo ser robada de su madre biológica al nacer. Entonces comenzó a indagar sobre su pasado.

Fue la primera víctima de la trama en comparecer en el Congreso de los Diputados, y lo hizo a petición del diputado de Unidos Podemos José David Carracedo.

Ahora, además de enfrentarse al juicio, puede haber encontrado al fin sus orígenes. Espera la confirmación de las pruebas de ADN que la relacionarían con una familia sevillana. Aunque sus padres habrían fallecido, aún conservaría cinco hermanos con los que recuperar el tiempo perdido.

El doctor

Eduardo Vela, de 85 años, está acusado de la sustracción de la denunciante en 1969 y de su posterior entrega a una pareja en la clínica San Ramón, en la que trabajó como ginecólogo y director.


Vela llegando al juzgado. FOTO: Jorge París.

En diciembre de 2013 declaró como imputado por la denuncia del robo de Inés. En aquel momento se desvinculó de esta supuesta trama y negó su participación en los hechos. Reconoció su firma en el certificado de nacimiento, pero alegó que "firmaba cosas sin mirarlas".

La Fiscalía pide para él once años de cárcel por un delito de detención ilegal de menor, otro de suposición de parto cometido por facultativo y otro de falsedad en documento oficial. La acusación particular eleva la pena a trece años. Se le reclama además una indemnización de 350.000 euros.

El acusado solicitó hace días un examen forense para poder acreditar una enfermedad degenerativa y aplazar el juicio indefinidamente.

La madre adoptiva

Inés Pérez fue la madre adoptiva de Inés. Esta mujer, imputada en el caso, figuraba como la madre biológica de la denunciante a pesar de ser estéril.

Falleció en diciembre de 2016 y ya antes reconoció a Vela como la persona que le había entregado al bebé.

Sor María Gómez Valbuena

Esta monja, con la que colaboró el doctor Vela, fue la primera persona a la que un juez abrió diligencias en España por un caso de niños robados.

Llegó a ser citada para declarar como imputada en 2013, pero alegó motivos de salud para no acudir y cuatro días después falleció.