Pensionistas reiteran sus demandas al nuevo gobierno
Pensionistas reiteran sus demandas al nuevo gobierno EP

La Seguridad Social ha destinado en junio la cifra récord de 9.009,81 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 3% más que en el mismo mes de 2017 y la primera vez que supera los 9.000 millones, según ha publicado este lunes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

La mayor parte del dinero se destinó a pagar la nómina de las pensiones fue a parar a las pensiones de jubilación, con 6.414,40 millones de euros (+3,74%), seguidas de las pensiones de viudedad, a las que se dedicaron 1.545,07 millones de euros (+1,28%). A la incapacidad permanente se destinaron 896,63 millones (+1,05%), las de orfandad supusieron 130,99 millones (+1,05%) y las pensiones en favor de familiares totalizaron 22,7 millones  (+4,13%).

El número de pensiones avanzó en junio un 1,13% respecto al mismo mes de 2017, hasta 9.613.641 pensiones, nuevo récord del sistema y se acumulan 29 meses consecutivos de crecimientos superiores al 1%. Más de la mitad, 5.919.154, fueron de jubilación, mientras que 2.359.486 eran pensiones de viudedad (-0,02%), 952.456 de incapacidad permanente (+0,51%), 340.797 de orfandad (-0,25%), y 41.748 a favor de familiares (+2,56%).

La pensión media de jubilación se situó al inicio del presente mes en 1.083,67 euros mensuales. Por su parte, la pensión media del sistema, se situó en 937,19 euros mensuales, la de viudedad en 654,84 euros, la de incapacidad permanente alcanzó una cuantía media de 941,39 euros mensuales, la pensión media de orfandad ascendió a 384,39 euros mensuales, mientras que la de a favor de familiares se situó en 543,78 euros al mes, con un repunte del 1,53%.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en un desayuno organizado por Fórum Europa con el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, ha afirmado que tratará "con mucha profundidad" el tema de las pensiones con los agentes sociales y cree que  es "compatible con la estabilidad presupuestaria el hecho de que los pensionistas puedan mantener el poder adquisitivo".

La ministra considera que también hay que hablar de financiación y de cómo se reequilibran la cuentas de Seguridad Social con sentido de Estado y reponsabilidad, "velando por la sostenibilidad social del sistema público de pensiones, pero también la sostenibilidad económica". Valerio dijo tras su primera reunión con los agentes sociales que no descarta subir "impuestos generales" para afrontar el pago de las prestaciones.