Torra y el rey
Quim Torra entrega al rey Felipe un libro de fotos sobre la jornada del 1 de octubre, antes de la inauguración de los Juegos Mediterráneos. Jordi Bedmar / Generalitat de Cataluña / EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, no ha recibido al rey a su llegada al Nou Estadi de Tarragona para presidir la ceremonia inaugural de los XVIII Juegos Mediterráneos, pero poco después si le ha saludado y le ha hecho entrega de un libro de fotos sobre la jornada del 1 de octubre.

Así, el president no ha dejado plantado a Felipe VI, como era su intención original. Sin embargo, ha señalado que actúa así por la dignidad de las instituciones y el pueblo de Cataluña: "No podemos hacer como si nada y no haremos como si nada" ante la existencia de soberanistas presos o en el extranjer0.

El rey ha llegado al estadio poco antes de las 21.00 horas y ha sido recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien había llegado poco antes.

Ha sido después de ese saludo inicial cuando, según han informado a Efe fuentes presentes en ese acto, Torra se ha acercado a Felipe VI y le ha entregado el libro del fotoperiodista Jordi Borrás Días que durará años, en el que se recoge lo que los independentistas interpretan como represión policial en la jornada del referéndum del 1 de octubre.

También, según fuentes de la Generalitat, le ha entregado los informes del Síndic de Greuges, el defensor del pueblo catalán, sobre lo acontecido en esa jornada.

Abucheo en el himno

A continuación, el Rey ha accedido al palco del estadio seguido de cerca por Sánchez y a una cierta distancia por Torra.

Don Felipe, el presidente del Gobierno y el presidente de la Generalitat han llegado puntualmente a la tribuna del estadio entre aplausos y mientras ha sonado el himno de Catalunya, seguido del himno de España, durante el cual se han oído aplausos y abucheos.

Felipe VI se ha sentado en el centro; a su izquierda, por este orden, el presidente Pedro Sánchez y el presidente Quim Torra; a su derecha, por este orden, el presidente del Comité Organizador de los Juegos, Amar Addadi, y el alcalde Josep Fèlix Ballesteros.

Entre el resto de personalidades están los consellers de la Generalitat Ernest Maragall (Acción Exterior) y Elsa Artadi (Presidencia); la líder de Cs en Catalunya, Inés Arrimadas, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Felipe VI ha intervenido en la ceremonia para dar la bienvenida a Tarragona en catalán, inglés, francés y castellano y declarar inaugurados los Juegos.

"Declaro inaugurados los XVIII Juegos Mediterráneos 2018 en Tarragona. Enhorabuena. ¡Adelante!", ha proclamado entre aplausos, incluidos los del presidente de la Generalitat.

En el último tramo de la ceremonia inaugural se han escuchado gritos de ¡Viva España! y ¡Viva el Rey! secundados por la mayoría de presentes en el estadio y cánticos de "¡Yo soy español, español!".

Desfile

La nadadora Mireia Belmonte encabezó la delegación española con la que se cerró en el Nou Estadi el desfile de los deportistas que participan en los Juegos Mediterráneos.

La laureada nadadora badalonesa, que suma tres participaciones en Juegos Olímpicos (Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016) y acumula cuatro medallas, entre ellas el oro logrado en Brasil en los 200 metros mariposa, fue la elegida para portar la bandera de una delegación que suma 396 deportistas, 218 hombres y 178 mujeres, además de 178 oficiales y 31 árbitros. 

Italia es la delegación más numerosa en los juegos con 417 atletas, y Malta, la de menos componentes, con once.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.