Así lo ha señalado el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, en su cuenta de Twitter, en la que ha comentado que este será el proyecto de Ley "más avanzado de Europa contra la violencia machista hacia las mujeres en su sentido más amplio". "Era un compromiso y es, más que nunca, una obligación moral con la sociedad", ha añadido.

García-Page ha apuntado también que Castilla-La Mancha considerará también violencia machista la trata y explotación sexual de mujeres, la mutilación genital femenina y los matrimonios forzados.

Del mismo modo, el proyecto de Ley incluirá también que los hijos cuya madre haya sido asesinada por su padre serán considerados, a todos los efectos, víctimas de violencia machista y tendrán una ayuda anual de 4.000 euros.

Asimismo, esta norma permitirá también que los familiares que se queden con la custodia de los menores huérfanos por violencia machista tengan acceso preferente a la vivienda.

Consulta aquí más noticias de Toledo.