Audiencia preliminar Turpin
Audiencia preliminar contra Lousie (izq) y David Turpin (dcha). IRFAN KHAN/ POOL - EFE

El pasado jueves se celebró la audiencia previa al juicio contra David y Lousie Turpin, acusados de abuso infantil y torturas. Durante la sesión, pudo escucharse por primera vez la grabación de voz de la niña de 17 años que, junto a sus 12 hermanos, lograron escapar del aprisionamiento al que le sometieron sus padres.

"Mis dos hermanas pequeñas están encadenadas", se escuchaba en una de las grabaciones. "Se despertaron por la noche, comenzaron a llorar y querían que yo llamase a alguien", dijo la menor en su llamada a la policía.

Por el momento, no se espera que alguno de los hijos haga acto de presencia en el juicio para comparecer o emitir algún tipo de declaración.

Tanto la mujer como su marido se declararon inocentes de los cargos a los que se enfrentan. Por el momento, se encuentran detenidos desde el pasado mes de enero con una fianza de 12 millones de dólares para cada uno.

Tras la llamada, la policía acudió al domicilio, liberaron a las dos niñas que estaban encadenadas a sus camas y arrestaron a los padres. Los niños permanecían encerrados, atados a muebles, desnutridos y en malas condiciones de higiene.

Según los fiscales, los niños fueron encerrados a modo de castigo, les negaron la comida y los juguetes. Además, se encontraban aislados entre ellos en distintas habitaciones.

Se desconoce el paradero de los hijos

Tras el rescate, los hijos de los Turpin- de entre 2 y 29 años- fueron hospitalizados. En la actualidad, se desconoce su paradero. Uno de los abogados que representa a los siete hijos adultos afirmó a comienzos de este año que "estaban bien".

"Quieren mirar hacia delante, hacer cosas, cumplir sus sueños. No quieren que la gente los vea solo como víctimas, sino como adultos jóvenes que inician una nueva vida", dijo el letrado al periódico 'Riverside Press-Enterprise' en febrero.