Hogueras de San Juan
Hogueras de San Juan, Alicante. Wikipedia

El juzgado de guardia de Alicante ha dejado en libertad provisional al hombre de 51 años detenido por la Policía Nacional bajo la acusación de intentar secuestrar a una niña de 10 años durante las fiestas de las Hogueras de San Juan.

Así lo ha comunicado a Efe el abogado Ernesto Muñoz, que ha asistido de oficio al sospechoso durante el interrogatorio.

Aunque la Policía Nacional le acusaba inicialmente de un delito de detención ilegal, el magistrado le ha tomado declaración como investigado por un posible delito de coacciones, que conlleva una pena inferior, según el letrado.

Los hechos ocurrieron cerca de la medianoche de ayer, el hombre le dijo a la menor que se fuera con él para acompañarle hasta la hoguera de unos familiares. Según la Policía, durante el trayecto, este individuo, cliente habitual del bar que regentan los padres de la víctima, cambió el pretexto que le había dado y le dijo que iba a llevarla a su casa para que jugara con sus hijos.

La niña sospechó de sus intenciones y solicitó ayuda en la hoguera de Hernán Cortés, donde conocía a varias personas. En ese lugar, el arrestado persistió en llevarsela argumentando de que era su tío y tenía que entregársela a sus padres.

Ante la negativa de esas personas de entregarle a la niña, y tras un forcejeo, el hombre se marchó del lugar. Doce horas después, ayer mismo, agentes del Cuerpo Nacional de Policía le detuvieron como presunto autor de un delito de detención ilegal.

Ha comparecido esta mañana durante unos veinte minutos ante el juez de guardia y ha asegurado que solo pretendía llevar a la pequeña con sus padres. Según su versión, "ha sido todo un malentendido. Él ha dado una explicación muy solvente de lo ocurrido, con mucho detalle. En ningún momento la cogió de la mano; la niña se fue con él voluntariamente", ha explicado el abogado defensor.

Según Muñoz, el juez no ha adoptado medida cautelar alguna contra su cliente y no es descartable que, tras la instrucción judicial, los hechos acaben tramitándose como un delito leve, castigado únicamente con multa.