Las diferencias entre los senadores Barack Obama y Hillary Clinton, aspirantes a la candidatura demócrata a la Presidencia de EE UU, quedaron este martes de nuevo de manifiesto en un acalorado debate en el que se atacaron duramente.

El debate, organizado por la cadena de televisión CNN (inglés), se celebró en Carolina del Sur, estado en el que se celebrarán el próximo sábado las primarias demócratas.

Después de tocar brevemente los desafíos que afronta la primera economía mundial, el debate cambió rápidamente de dirección y tono.

Acusaciones particulares

Entre aplausos y protestas del público, según qué candidato hablaba, Clinton y Obama se lanzaron acusaciones mutuas sobre temas como la guerra en Irak, declaraciones de ambos en el pasado y el comportamiento de Bill Clinton en la campaña electoral.

Clinton y Obama se interrumpieron en varias ocasiones, aunque en la segunda parte del debate se calmaron, ocasión que aprovechó John Edwards para tomar la palabra.

Según Clinton, Obama prefiere a los republicanos antes que a los demócratas
Unas declaraciones de Obama sobre Ronald Reagan dieron munición al debate, ya que dijo que Clinton había distorsionado sus palabras al afirmar que apoya a los republicanos. Además, Obama dijo recientemente que Ronald Reagan cambió la trayectoria de América en una forma que ni Richard Nixon ni Bill Clinton lo hicieron.

Sus declaraciones reflejan, según Clinton, que el senador de Illinois, Obama, prefiere a los republicanos antes que a los demócratas. "Yo no dije eso", interrumpió Clinton a su rival. "Lo dijo Bill Clinton", afirmó Obama. "Yo estoy aquí y él no", le contestó la ex primera dama.

Obama acusó a la ex primera dama de no jugar limpio en la campaña y de decir cualquier cosa para ser elegida presidenta.