Montse Venturós (CUP).
Montse Venturós (CUP). AYUNTAMIENTO DE BERGA

Montse Venturós (CUP) alcaldesa de la población barcelonesa de Berga, ha sido inhabilitada durante seis meses por desobediencia por parte del juzgado de Manresa por haberse negado a descolgar la bandera estelada del ayuntamiento durante las elecciones catalanas y generales de 2015, como le requería la Junta Electoral.

Fue detenida por los Mossos d'Esquadra en noviembre de 2016 por plantar en dos ocasiones al juez que la investigaba por desobediencia y ahora ha sido condenada a petición de la Fiscalía, que solicitaba seis meses de prisión.Venturós alegó entonces que la "legitimidad popular está por encima de la legalidad establecida".

La sentencia del Juzgado Penal 2 de Manresa también la condena a pagar una multa de unos 540 euros (6 euros diarios durante tres meses), ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El fallo, que se puede recurrir ante la Audiencia de Barcelona, considera que Venturós no podía alegar que cumplía un mandato del pleno para no retirar la estelada, ya que la ley obliga a proteger la "neutralidad política" de los poderes públicos durante los periodos electorales.

La juez resalta en su resolución que ha impuesto a Venturós la pena mínima en este tipo de delitos y advierte a la alcaldesa de que si no paga al multa se le podría aplicar una privación de libertad, localización permanente o trabajos en beneficio a la comunidad.

Negativa a cumplir las órdenes de la Junta Electoral

La sentencia remarca que la negativa de la alcaldesa a cumplir con las órdenes de la Junta Electoral para que retirara la estelada de la fachada del ayuntamiento durante las campañas electorales de 2015 fue "franca, clara, patente, indudable, indisimulada, evidente e inequívoca".

En este sentido, la juez subraya que Venturós reconoció de forma "clara y manifiesta" en su interrogatorio haber recibido las notificaciones de la Junta Electoral y que no les dio cumplimiento "partiendo de la consigna de partido de hacer caso omiso a todo lo que viniera de los tribunales y juzgados españoles, independientemente de que se pudiera recurrir".

También alegó la alcaldesa que se limitó a obedecer el mandato del acuerdo del plenario municipal del 6 de septiembre de 2012, que no fue ni impugnado ni anulado, en que se acordó colgar la estelada en la fachada del edificio municipal hasta que Cataluña fuese independiente.

La juez insiste en la "reiterada y evidente pasividad a lo largo del tiempo" por parte de Venturós sin dar cumplimiento a las órdenes de la Junta Electoral.

Los Mossos retiraron la estelada

De hecho, tuvieron que ser los Mossos los que, por orden judicial, se personaran en el consistorio el 27 de septiembre y el 20 de diciembre de 2015, fecha de las elecciones catalanas y generales, para retirar la estelada, según recuerda la juez.

Según la sentencia, al tratarse de un periodo electoral, Venturós no se puede "escudar" en el acuerdo del pleno municipal "como causa de justificación" para no retirar la bandera independentista de la fachada del consistorio.

Recurrirán la sentencia

El exdiputado de la CUP Benet Salellas, abogado de Venturós, ha anunciado este jueves que recurrirán la sentencia, primero ante la Audiencia de Barcelona para que deje sin efecto la condena, un proceso que abriría la puerta a la posibilidad de que la inhabilitación no sea firme antes de que la alcaldesa finalice su mandato en las elecciones municipales del 26 de mayo de 2019.

En declaraciones a TV3, Salellas ha anunciado que recurrirá la sentencia ante la Audiencia de Barcelona con el objetivo de que deje en suspenso la inhabilitación.

"No estamos dispuestos a aceptar que los juzgados digan qué tienen que hacer los ayuntamientos", ha recalcado Salellas, que ha denunciado que la justicia española está "más deslegitimada que nunca".

La cadena de recursos que podría interponer la defensa, a menos de un año de las elecciones municipales del 26 de mayo de 2019, abriría la puerta a la posibilidad de que Venturós mantuviese el cargo de alcaldesa hasta el final de su mandato.

El Govern critica el fallo

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha afirmado este jueves que el Govern no está de acuerdo con la sentencia del Juzgado Penal 2 de Manresa de inhabilitar durante seis meses a la alcaldesa de Berga por no descolgar la estelada del ayuntamiento durante las elecciones catalanas y generales de 2015, como le requería la Junta Electoral.

"Cada uno, si se ve implicado en un procedimiento de estas características, tomará las decisiones que estime oportunas, y respetaremos las decisiones que tome cada uno", ha manifestado Aragonès en declaraciones a los medios al ser preguntado por un posible incumplimiento de la sentencia por parte de Venturós.

Lo ha dicho durante una visita al Port de Barcelona, y ha recordado que "hay caminos para continuar recurriendo esta sentencia".

Aragonés ha considerado que "es una muestra más de que los problemas políticos en el Estado español se están dejando durante demasiado tiempo en manos de los jueces", y ha reclamado que los problemas políticos se discutan en las mesas políticas.

"Cuando la justicia debe atender problemas políticos y discrepancias políticas, acaba mal seguro", y ha trasladado el apoyo del Govern a la alcaldesa de Berga en este proceso.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.