Paula Echevarría, Sara Carbonero y Elsa Pataky: las famosas se apuntan a la moda de los bolsos de bambú y mimbre

Paula Echevarría, Sara Carbonero y Elsa Pataki se apuntan a la moda de los bolsos hechos con mimbre.
Paula Echevarría, Sara Carbonero y Elsa Pataki se apuntan a la moda de los bolsos hechos con mimbre.
ARCHIVO

Antiguos en sus orígenes, modernos en estilo. Los bolsos hechos a base de mimbre, madera, bambú y rafia se han convertido en los mejores materiales para lucir esta temporadatanto en la playa como en la ciudad.

Saint Tropez, Cerdeña y Capri han salpicado nuestro imaginario de telas de cuadros y atmósferas despreocupadas. Encontramos desde las cestas tradicionales con flecos y forradas por dentro con tela vichy hasta la última tendencia en caprichosas formas redondas.

Objeto de culto hacia las cestas y bolsos redondos de tamaño pequeño y mediano que dan esa sensación de haber regresado de un fin de semana en la Riviera francesa. O esos capazos con bordados, espejos, pompones, con letras... que ya no son inapropiados para llevarlos al trabajo. ¡Te vas a cansar de verlos!

S-U-N-D-A-Y-S 🌺

Una publicación compartida de Alexandra Pereira (@lovelypepa) el17 Jun, 2018 a las 11:35 PDT

Los puso de moda la actriz Jane Birkin en la década de los setenta y raro era que ella no llevase una cesta de mimbre colgada del brazo, más propio de un picnic o un evento informal. Terminó por convertirse en un accesorio sinónimo de elegancia, inspirado en el estilo de Saint Tropez, y que las mujeres francesas lucían sin esfuerzo.

Diseños oversize realizados en madera con asas gruesas, pero ligeros. Las firmas de lujo han apostado por el mimbre, la rafia y el bambú en sus colecciones, pero con sus propias reinterpretaciones. Eso sí: no deja de ser una tendencia que nació en la calle, no sobre una pasarela. Que ha gustado de toda la vida a las mujeres ‘normales’ aunque las famosas se hayan sentido seducidas por ella. Sara Carbonero, Alexa Chung, Paula Echevarría, Olivia Palermo... los usan en su día a día.

Hoy, el mimbre y la madera se combinan con el cuero curtido para crear un efecto de contraste entre los dos colores y su bimaterialidad. A pesar de que el color que más triunfa es el natural, los hay también en otros tonos como negro, amarillo o fucsias.

La longitud de las asas tampoco sigue una norma estricta y va en función de gustos: muy cortas o largas para poderlas cruzar. Luego, están los diseños que exhiben el arte de tejer, creando un efecto y neo-retro, perfecto para tomar un aperitivo o para un afterwork.

En el caso del exótico bolso de bambú, de inspiración oriental, está disponible en varias formas (cuadrado, semicircular o redondo) y colores. De líneas minimalistas es fácil de llevar a todas partes.

La clave para incorporarlos a nuestroslooks es jugar deliberadamente con el contraste de estilos y en función de la ocasión para la que vayamos a usarlos. Un bolso de mimbre no choca con unos pantalones de vestir y una blusa, ni con largos vestidos florales, tops de lino o una gabardina. Al igual que son perfectos con jeans, zapatillas, alpargatas o unas sandalias que son el tipo de prendas a las cuales los tenemos más asociados.

La ‘materialidad’ que confiere la rafia, el mimbre o el bambú le da a estos bolsos un encanto absolutamente chic. ¿El mensaje? No necesito estar en la playa para sentir que estoy de vacaciones. Y, de todos modos, agosto está muy cerca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento