Melania Trump
Melania Trump, esposa del presidente de EE UU, Donald Trump, en la Casa Blanca. JIM LO SCALZO / EFE

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, ha estado trabajando entre bastidores durante los últimos días para tratar de convencer a su marido, el presidente, Donald Trump, de que pusiese fin a la separación de niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México, según informaron fuentes oficiales de la Casa Blanca a la cadena CNN.

Tras el aluvión de críticas recibidas desde todo el mundo, Donald Trump firmó este miércoles un decreto por el cual, en lugar de ser separados de sus padres al cruzar la frontera, como venía ocurriendo desde abril, a partir de ahora los niños indocumentados serán retenidos indefinidamente junto a sus familiares en centros de detención de inmigrantes.

El propio presidente reconoció que tanto su hija Ivanka como su esposa Melania "tenían muchos sentimientos" acerca de la separación de los niños, y que se los han comunicado en los últimos días.

Según informa la CNN, Melania ha mantenido varias conversaciones privadas con su marido sobre este asunto, presionando al presidente para que frenase la separación de las familias que entran de forma ilegal en Estados Unidos a través de la frontera sur. De acuerdo con las fuentes citadas por la cadena, la primera dama abogó por un cambio en la legislación o, en todo caso, por una medida adoptada de forma unilateral por el presidente que acabase con las separaciones.

De hecho, Melania Trump ya había expresado este domingo su rechazo a la política oficial migratoria estadounidense al criticar la separación de los hijos menores de edad de los inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera.

"La señora Trump odia ver a los hijos separados de sus familias y espera que ambas partes puedan unirse para lograr una reforma de la inmigración exitosa. Cree que debemos ser un país que cumpla todas las leyes, pero también un país que se gobierne con corazón", afirmó la portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, en declaraciones al portal político The Hill.