Burger King
Un restaurante de Burger King. ARCHIVO

Burger King se ha disculpado por un polémico anuncio publicado en Rusia con motivo del Mundial. La empresa de comida rápida ofertaba a las mujeres tres millones de rublos (más de 40.000 euros) y hamburguesas gratis de por vida si se quedaban embarazadas de jugadores de fútbol.

El anuncio se promocionaba en la red social rusa VK e incluía una imagen de una mujer embarazada junto al texto promocional "Las chicas que se queden embarazadas de estrellas de fútbol mundiales tendrán derecho a tres millones de rublos y Whoopers gratis de por vida". Tras recibir numerosos comentarios negativos, fue retirado horas después de su publicación.

El departamento ruso de Burger King excusó el anuncio en que, al conseguir los genes de los mejores jugadores de fútbol, las mujeres aumentarían el éxito "de varias generaciones que están por venir". Tras la disculpa, Burger King también ha reconocido que "era demasiado ofensivo".

No es la primera polémica de Burger King en Rusia. El año pasado ya utilizó la imagen de una víctima de violencia de género para promocionarse.