UPO.- Experto no cree que deba haber "castigo penal" si se publica "algo sin contrastar" pero no se insulta

  • El profesor de Derecho Constitucional Joaquín Urías ha razonado este miércoles en Carmona (Sevilla) que "los periodistas tienen que tener libertad de información y tienen que tener la obligación de contrastarlo que publican", pero que si un "periodista publica algo sin contrastar, en sí, eso no debe de tener un castigo penal" y que esta libertad debe de estar limitada a cuando se usa para insultar.
El profesor Joaquín Urías, en los cursos de verano de la UPO
El profesor Joaquín Urías, en los cursos de verano de la UPO
UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El que fuera letrado del Tribunal Constitucional (TC) del 2005 al 2011 ha realizado estas declaraciones antes de su conferencia en el curso 'Periodismo: la verdad y la mentira', que se celebra desde el lunes y hasta este miércoles como parte de la oferta de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO).

Urías ha sido preguntado acerca de si él contemplaría sanciones legales a los periodistas que publiquen noticias falsas, y ha considerado que la libertad de expresión "tiene que tener muy pocos límites en la medida en que se comunica para transmitir una idea", y que debe haberlos "cuando se utiliza la palabra para algo diferente, por ejemplo, para amenazar o insultar a alguien"

"Tenemos que convivir con un espacio en el que los periodistas tengan bastante hueco para tener distintas interpretaciones", ha expresado Urías, quien ha ilustrado su razonamiento explicando que "si se anunciase que se va a aprobar X ley en Y fecha, y un periodista no dice literalmente lo que se ha dicho, y cambia un poco, en la medida en que no sea un insulto, en que no sea un daño, no pasa nada desde el punto de vista de la ley".

Respecto a esto, ha matizado que "hay un problema de deontología profesional, de calidad del periodismo, pero no son problemas legales. Si se sancionara al periodista, en última instancia terminamos con la libertad de información porque, si eres periodista, y cada vez que redactas algo, estás preocupado que a la mínima que lo que digas no sea igual que lo que se ha dicho, se te puede sancionar, o te pueden quitar de ser periodista -en referencia a las inhabilitaciones en otras profesiones como el derecho-, no puedes contar nada". "Para poner una denuncia, te tienen que haber causado un daño", ha agregado Urías.

Para problemas de la índole del ejemplo que ha expuesto, el exletrado del TC ha considerado necesario crear "mecanismos de autocontrol dentro del periodismo para controlar, como un consejo que haga un aviso o una sanción, pero algo interno", y ha añadido que "la ley y los jueces hay que guardarlos para los casos en los que realmente los periodistas digan barbaridades, cosas que causen un daño".

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

El profesor de Derecho Constitucional ha considerado la reforma de la Carta Magna "imprescindible en este momento porque se ha quedado muy atrasada", que esta "urgencia" se debe al "funcionamiento del Estado" y que la libertad de información "no es de los temas más importantes". No obstante, ha manifestado que si se hace una reforma profunda, uno de los temas a tratar tiene que ver con "las redes sociales y la innovaciones que han sucedido, porque la libertad de expresión y de información no recoge al detalle lo que tiene ver con esto".

"La urgencia de la Constitución tiene que ver con el Estado federal, con la calidad de los derechos fundamentales, lo que es la libertad de información, en España, afortunadamente, la Constitución está muy bien", ha manifestado Urías.

Respecto a este derecho, ha manifestado que la Constitución "hay que aplicarla" ya que también "habla de las televisiones públicas, que tienen que ser independientes, dar pluralidad al interés general y darlevoz a todos los grupos sociales significativos, eso está muy bien, el problema es que no se aplica".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento