Periodista Rachel Meadow llora al informar política migratoria de Trump
La veterana periodista Rachel Meadow en el momento en el que rompe a llorar y para la emisión al informar de la detención y separación de bebés de sus familias en la frontera de Texas. ARCHIVO

Mientras las atrocidades de la política migratoria de Donald Trump no paran de aumentar, la sociedad estadounidense comienza a reaccionar ante lo que está ocurriendo en su frontera.

Si hace unos días se generó la polémica tras conocerse que 2.000 menores habían sido separados de sus familias en la frontera con México, este miércoles han trascendido las reacciones de dos caras muy conocidas de los EE UU. Uno de llos ha sido el actor Peter Fonda, que ante la situación que viven los niños migrantes, ha pedido públicamente que se separe a Melania Trump de su hijo Barron y lo metan en una celda con pedófilos

La otra denuncia involuntaria de la situación ha corrido a cargo de la veterana periodista Rachel Meadow, que según publica la Cadena Ser y recogen las redes sociales, rompió a llorar en directo cuando tuvo que leer una última hora en directo. 

Su equipo hizo llegar a la presentadora un teletipo que esta se dispuso a narrar. Lo que no esperaba era que en las pocas líneas se explicase que, en ese mismo momento, niños pequeños y bebés estaban siendo separados de sus familias migrantes en la frontera de Texas para ser trasladados solos a tres albergues para adolescentes.

La periodista no pudo evitar contener la emoción y la rabia y decidió dejar de leer la última hora proporcionada por la agencia de noticias Associated Press y optó por devolver la conexión. Antes se pudo escuchar: "Esto es increíble".

Solo unas horas antes de conocerse esta nueva medida, los medios de EE UU se hicieron eco de los abusos continuados sufridos por una niña de 4 años a manos del sheriff adjunto del condado de Bexar que mantenía amenazadas tanto a la pequeña como a su madre por estar ambas indocumentadas.

(Traducción del tuit: "Associated Press acaba de dar la noticia. Las jóvenes y los bebés han sido localizados. No se ha permitido su entrada. Rachel Meadow no ha podido contener las lágrimas al intentar dar la noticia).