Auditorio de Tenerife
Auditorio de Tenerife CEDIDA

El Cabildo encargó en 2016 a la empresa Intemac la realización de un informe para evaluar el estado del edificio al detectarse algunos fallos de construcción que afectaban al revestimiento (trencadís) y a filtraciones de agua y humedades en algunas zonas del edificio, como finalmente se ha confirmado tras los análisis pertinentes y tras haber escuchado las alegaciones presentadas por las partes.

El procedimiento tramitado para la determinación de la responsabilidad por los vicios ocultos en la ejecución de la obra del Auditorio de Tenerife contempla la responsabilidad solidaria de todos los que intervinieron en el proceso constructivo, a los que se exige ahora la reparación inmediata de los fallos detectados. A partir de ahora, los responsables de la obra podrán presentar un recurso a esta decisión ante la Administración o acudir directamente a los tribunales competentes.

El estudio de arquitectura Santiago Calatrava ha emitido este miércoles un comunicado en el que niega su responsabilidad en los vicios ocultos aparecidos en el Auditorio de Tenerife, por lo que estudiará la posibilidad de recurrir el expediente del Cabildo donde exige la reparación al propio arquitecto, como director de obra, los aparejadores que llevaron la dirección de la ejecución de los trabajos y la UTE formada en la actualidad por Acciona Construcción, Dragados y Promotora Punta Larga.