El Celler de Can Roca
Joan Roca, en el centro, junto a sus hermanos en el restaurante. Robin Townsend / EFE

El cocinero Joan Roca, creador junto a sus hermanos del Celler de Can Roca, ha asegurado que están "dolidos" por las críticas recibidas tras saberse que acogerán los Premis de la Fundació Princesa de Girona (FPdGi), que se entregarán en el Espai Mas Marroch-Centre d'Esdeveniments del Celler en Vilablareix (Girona) y no en la capital gerundense como en las ediciones anteriores.

En declaraciones a Rac1 este miércoles, ha dicho que les parece "injusto", y ha recordado que hace años que celebran la cena del evento, aunque será el primero que también acojan los premios después de que el Ayuntamiento de Girona no haya permitido entregarlos en el Auditori de la ciudad.

"Nosotros no tenemos que hacer política, somos cocineros. Un restaurante es hospitalidad y hacemos nuestro trabajo", ha defendido Roca.

También en declaraciones a Rac1, el concejal de la CUP en Girona Lluc Salellas ha explicado que la carta que dirigió a los hermanos Roca criticando que acojan los premios no es una "caza de brujas", pero sí pretende "que todos tomen más partido en denunciar la situación" política que vive Catalunya, con políticos presos y en el extranjero, ha dicho.

Ha defendido haberse dirigido a ellos desde "la confianza y el respeto" para trasladarles una opinión que comparte mucha gente en la ciudad de Girona, en su opinión.

Salellas ha criticado que acepten un acto del Rey: "Ya es tomar una decisión. Es legítima y respetable, no lo ponemos en cuestión. Pero plantear que eso no es un gesto político no me parece bien".

Ha relatado que envió la carta a los Roca antes de hacerla pública y ellos le respondieron "en lo que es una correspondencia privada".