La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha apuntado este miércoles que en la hoja de ruta del Gobierno figura analizar la posibilidad de bajar el IVA a los productos culturales, con el objetivo de incentivar su consumo, y a los productos de higiene íntima femenina, "por razones de discriminación".

Durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados, Montero ha señalado que la posible reclasificación de algunos productos y servicios para que tributen con el IVA reducido o superreducido tiene que abordarse "en su totalidad" y no de manera separada.

Por otro lado, se ha comprometido a modificar y cambiar el cálculo de la regla de gasto para hacerla más transparente, aunque ha dicho que el Gobierno seguirá cumpliendo con las reglas de estabilidad presupuestaria comprometidas con la Unión Europea.

"La regla de gasto está llamada a modificarse y a hacerse un cálculo más colectivo", ha dicho Montero  en su primera sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso tras responder a una pregunta del diputado de Unidos Podemos Alberto Garzón sobre si va a revisar la regla de gasto y otras limitaciones presupuestarias.

Estabilidad presupuestaria

La ministra ha señalado que el Gobierno está comprometido con el programa de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y revisará la regla de gasto "en el entorno europeo", intentando llevar una senda que permita hacer un sostenimiento a medio plazo de las cuentas públicas sin que afecte a los servicios públicos y a los derechos de los ciudadanos.

Ha insistido en que se revisará la aplicación de la regla de gasto para que las administraciones locales y autonómicas puedan utilizar su superávit de tesorería y ha puntualizado que actualmente no tiene una fórmula clara que permita contrastar los cálculos, "lo que genera incertidumbre en los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas".

"Todas estas materias se revisarán respetando las reglas de estabilidad", ha dicho, tras avanzar que se pondrá en marcha el grupo de trabajo que estaba previsto, y que el Gobierno del PP no llevó a cabo, para definir la mejor manera de calcular esta regla.