Campañas de la polémica de Benetton
Imágenes de la campaña de la polémica de Benetton con inmigrantes del Aquarius. BENETTON

La marca italiana de moda Benetton es propensa a hacer campañas de publicidad quizá basadas en la máxima del "que hablen de ti aunque sea mal" y en esta ocasión ha levantado polémica con una campaña de publicidad en la que ha utilizado imágenes del rescate de los inmigrantes del barco Aquarius.

La firma ha publicado en medios de comunicación italianos y en sus redes sociales dos imágenes del rescate, una en la que se ve a decenas de inmigrantes con los chalecos salvavidas puestos a bordo de una barcaza y otra de un grupo de mujeres y niños en fila frente a una voluntaria de la Cruz Roja.

Sobre ambas fotografías se había impresionado el logo y lema de la compañía, "United Colors of Benetton". En redes sociales a las imágenes sólo le acompañaba el nombre del fotógrafo autor de las instantáneas, Kenny Karpov y de una de las ONG que colaboró en la asistencia a los refugiados, SOS MEDITERRANEE.

Ésta ONG publicó de inmediato un comunicado haciendo ver que habían visto en prensa la campaña publicitaria, de la que "se desvincula totalmente" a la par que criticaba "la iniciativa personal del fotógrafo al ceder la imagen". "La tragedia humana en el Mediterráneo nunca debe ser utilizada con fines comerciales" y "la dignidad de los supervivientes debe ser respetada en todo momento" deja claro la ONG.

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, publicó un tuit que citaba la campaña y en el que escribía: "¿Solo yo pienso que esto es repugnante?". A ese tuit y en otros muchos, decenas de usuarios de redes sociales criticaron a la marca por usar estas imágenes.

También hay quien ha querido ver denuncia en el gesto de Benetton, como Oliviero Toscani, fotógrafo que habitualmente trabaja para la firma de moda. El artista respondió al tuit de Salvini, representante de la extrema derecha de Italia: "No es lamentable, es dramático. Y desafortunadamente hay muchos que no entienden lo que está sucediendo. El hecho de que un negacionista del Holocausto como tú critique esta acción me hace darme cuenta de que lleva razón", escribió.

Benetton ha protagonizado otras muchas campañas polémicas, como la realizada con fotomontajes en los que grandes líderes mundiales aparecián besándose. También se han besado en sus campañas un sacerdote y una monja, además de haber publicado otras con un bebé recién nacido y aún con el cordón umbilical, corazones humanos, ropa ensangrentada de asesinatos reales, imágenes de asesinatos de la mafia, o familiares de un enfermo terminal de SIDA consolándole poco antes de morir, con los que la marca busca supuestamente visibilizar y remover conciencias sobre las realidades que muestra.