Aunque en muchas quinielas y hasta el último segundo el Celler de Can Roca volvía a ser el candidato más firme a encabezar la lista de mejores restaurantes del mundo de The World's 50 Best, finalmente ha sido Massimo Bottura y su Osteria Francescana, en Módena (Italia), quien ha ocupado este primer puesto.

Una decisión que parece no haber sido muy bien recibida por el público. De hecho, los pitidos han sido evidentes al saberse que el restaurante gerundense de los Roca se quedaba con el segundo puesto y Bottura repetía el título que ya tuvo en 2016.

El número uno del año pasado, Eleven Madison Park, pasa al puesto número cuatro, dejando el tercer puesto para Mirazur. El quinto ha sido para Gaggan Annand.

En el top 10 de esta edición sigue destacando la presencia de Etxebarri, donde la maestría de Victor Arguinzoniz ha conseguido elevar el producto a la parrilla a la categoría de alta cocina. Eso sí, en la edición de este año ha bajado del puesto 6 hasta el 10.

Mugaritz, de Andoni Luis Aduriz, vuelve a tener un lugar destacado. Siempre relegado por Michelin -sus dos strellas son un eterno tema de discusión- este año consigue mantenerse en el puesto número 9.

Muy destacada la subida de Disfrutar. El restaurante de Barcelona de los chefs Oriol Castro, Eduard Xatruch y Mateu Casañas, y considerado por muchos como heredero natural de El Bulli, salta al puesto número 18 desde el 55 y, según los expertos, apunta maneras para colarse pronto entre los 10 mejores del mundo.

Azurmendi pasa del 38 al 43, aunque Eneko Atxa se ha hecho con el premio a la cocina más sostenible. La bajada de Tickets de Albert Adrià al 32 es otra de las malas noticas de esta edición, que mantiene a Arzak casi en la misma posición, pasando del 30 al 31.

El mejor chef según los cocineros

Más allá de la lista, el premio One to Watch patrocinado por Miele ha sido para el restaurante y granja SingleThread, que se fundó en California en 2016 y que apuesta por dar un toque oriental al concepto "de la tierra a la mesa", combinando el respeto por el producto y la despensa con las últimas innovaciones culinarias.

Dan Barber, por su parte, ha sido elegido por sus propios compañeros como el mejor cocinero del año dentro del premio Chef's Choice que patrocina Damm. Calificado como eco-chef por muchos, destaca la labor de este neoyorquino contra el desperdicio de alimentos, creando platos de alta cocina a partir de ingredientes descartados.

La polémica de cada año

Además del primer puesto, la parte más polémica, como cada año, corresponde a la modesta e inexplicable posición que en este ranking consiguen algunos de los mejores restaurantes españoles, como Berasategui (76), DiverXo (96) o Quique Dacosta (68).

Se trata de la edición número 16 de esta popular guía que sus propios organizadores definen como los Oscar de la gastronomía y que en esta ocasión ha conseguido reunir a un número record de personas relacionadas con la gastronomía.

'Si no crees en dios no vayas a misa', bromeaba el chef Dani García con algunos periodistas gastronómicos españoles presentes en la sala y que, pese a confesar ser muy críticos con la lista, hoy coincidían en que había que estar en Bilbao.