Le han acompañado el director general, Domingo Barca; el director de Recursos Humanos, Enrique Domínguez, y el responsable de comunicación, Eduardo Munilla. Se trata de la segunda caja española del grupo de 29 afiliadas que presenta esta memoria, después de la de Granada.

La entidad lleva varios meses trabajando en ella, tanto haciendo un balance de todo lo sucedido en 2017 como dando a conocer posibles pistas para seguir mejorando en el futuro. Los buenos resultados económicos y el importante aumento de socios avalan el optimismo con el que se ha presentado esta mañana la memoria.

Para elaborarla, la Caja Rural realizó diálogos con seis grupos: clientes, socios, no clientes, empleados, instituciones y medios de comunicación. Barca ha reconocido que, con pequeñas diferencias, todos los grupos mostraron intereses similares, entre los que destacaba el deseo de que la Caja sirviera de timón e impulso para las empresas que se creen en Soria o que vengan a la provincia.

UN MILLÓN AL FONDO DE EDUCACIÓN

Según los estatutos, la Caja debe dedicar el 10% de los beneficios al Fondo de Educación y Promoción, lo que sería casi un millón de euros. Barca ha explicado que realmente han aportado casi el triple, más de 2,5 millones de euros tanto para la formación de sus empleados como para todas las numerosas actividades de la capital y de la provincia con las que la Caja colabora.

Esta memoria de RSC ha sido elaborada según los criterios del instituto Global Reporting Initiative. De este modo, el resultado final es homologable, comparable y auditable externamente en el caso de que fuera necesario.

En este resumen de 2017, la Caja Rural hace un repaso de todas sus aportaciones, tanto de modo directo como a través de sus dos Fundaciones (Científica y Soria Activa) y de las empresas en las que colabora.

Eduardo Munilla ha subrayado que la Caja no tiene el deseo de ser el principal patrocinador de actividades o clubes, pero que sí tiene el compromiso de intentar estar allá donde se la llame para que su colaboración sirva de impulso para que dichos eventos o asociaciones salgan adelante.

Enrique Domínguez, por su parte, ha reconocido que el deseo de la entidad financiera es convertirse en la mejor empresa para el trabajador, atrayendo talento y reteniéndolo.

El director de Recursos Humanos considera que con valores como la ética y la transparencia se ha conseguido ser una entidad de referencia en Soria, como demuestra la confianza de los 4.500 socios nuevos que se han sumado en 2017, para superar ya los 30.000.

Consulta aquí más noticias de Soria.