El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que el pasado día 15 renunció a su escaño en el Congreso, se incorporará el miércoles a las 9 horas al despacho donde tiene plaza en Santa Pola (Alicante) como registrador de la propiedad.

Según ha relatado a los periodistas el registrador que durante los últimos 28 años ha ocupado interinamente su plaza en el registro de la propiedad número 1 de la localidad alicantina (hay dos registros), Francisco Riquelme, "mañana tiene que estar trabajando aquí, con normalidad".

"Hoy ha tomado posesión con arreglo a la ley, y ha conocido al personal", un total de siete empleados, a los que ha saludado de forma uno por uno. Riquelme, que es amigo personal del expresidente, ha explicado que Rajoy ha dicho a sus nuevos colaboradores que está "encantado" de conocerles y que, a partir de ahora, van "a colaborar juntos".

Ha continuado que Rajoy "tenía ganas de incorporarse a su vida normal y privada" y que, al menos de momento, el exlíder del PP trabajará durante la semana, como cualquier funcionario, y los fines de semana se irá a su casa, en Madrid.

El registrador saliente ha opinado que Rajoy "se pondrá al día" con facilidad "porque es una persona inteligente", y ha repetido que "mañana tiene que estar aquí en el horario de registrador, que es de 9 a 17 horas al público". Riquelme ha manifestado que no ha hablado de la actualidad política con el expresidente: "Yo de política con los amigos no hablo".

Rajoy ha estado en el despacho por la mañana y por la tarde, después de llegar en el tren AVE a Alicante poco antes del mediodía. La presencia del político popular no ha pasado desapercibida en esta turística población alicantina, y desde la hora de la comida han circulado varias fotografías suyas paseando con Riquelme en las redes sociales.