Plataneras dañadas por temporal de viento
Plataneras dañadas por temporal de viento CEDIDA

Los años 2016 y 2017 registraron temperaturas récord que pusieron la producción canaria de plátano en niveles de máximos históricos. Ese fuerte incremento se mantiene como tendencia de fondo, pero la fría primavera, así como los daños por viento de principios de año, han tenido como efecto a corto plazo un fuerte recorte de la producción.

En el caso del viento, las fuertes rachas sufridas a finales del primer trimestre causaron una pérdida de más de 14,5 millones de kilogramos de plátanos en unas 3.500 hectáreas de terreno de las 9.000 que comprende el cultivo. Además, las plataneras afectadas se han visto perjudicadas a posteriori por una ralentización de su desarrollo y de su capacidad productiva.

En comparativa con el año pasado, sólo en la semana 25 del mes de junio se ha reducido la producción en más de 3 millones de kilogramos, lo que supone una disminución del 38,9% con respecto a este mismo periodo de 2017. Se trata del dato más bajo de los últimos diez años para este mismo periodo con 4,8 millones de kilogramos producidos.

Las últimas semanas han agudizado la caída, pero la bajada de la producción está siendo significativa desde el pasado mes de mayo. Tomando como referencia los meses de mayo y junio, la producción comercializada ha sido de 48,7 toneladas, un 30% menos respecto de la media de los últimos tres años de 69,6 toneladas.