Ayuntamiento de Málaga, Casona del Parque
Ayuntamiento de Málaga, Casona del Parque EUROPA PRESS - Archivo

Así, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha considerado "muy oportuna" la celebración de este debate para "dejar claro el recorrido de Málaga en estos años, la solidez de la Málaga de hoy y la perspectiva de la Málaga del mañana".

De igual modo, ha incidido en que en el mismo, como ha ocurrido en otros debates celebrados, "siempre queda claro el avance de la ciudad", esperando que este lunes "quede también así".

Por su parte, el portavoz del grupo municipal socialista, Daniel Pérez, afirmó que empleará el Debate del Estado de la Ciudad "para hablar de los problemas reales que afectan a todos los malagueños" y ya anunció que pondrán el foco "en la puesta en marcha de medidas para hacer una Málaga más justa".

"La falta de limpieza, la carencia de inversiones, el abandono que sufren las barriadas, que conforman la 'Málaga abandonada' son cuestiones que estarán presentes también en el debate sobre el Estado de la Ciudad, un pleno que no se convoca desde 2014 y que los socialistas nos hemos visto obligados a convocar ante la palpable desidia y ausencia de ideas y proyectos del alcalde de Málaga", aseguró Pérez.

Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, ha señalado que en el debate incidirán en que "en la ciudad hay bastante malestar por muchas cuestiones que están inacabadas y muchas soluciones que no se les da a los vecinos", también en "los barrios o conflictos laborales que están afectando a la dinámica de la ciudad como el tema de las viviendas, que no se están tomando medidas y es un problema grave", ha continuado.

Así, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que "detectaremos los problemas y daremos soluciones que hemos aportado en este tiempo". "Vemos que la situación de la ciudad es cada vez más inhabitable para los vecinos, por mucho que vaya bien el turismo, seamos atractivos y esté la ciudad de moda", ha dicho, añadiendo que "se trata de tener una ciudad donde los vecinos se sientan cómodos y contar con la participación para que esos problemas se solventen entre todos".

Por su parte, Ciudadanos planteará que Málaga tenga presupuestos en enero de 2019 y marcará 25 prioridades o líneas de trabajo para los meses que quedan de este año.

Según explicó el portavoz municipal de la formación naranja, Juan Cassá, entre estos ejes de actuación se encuentran el modelo de Limasa, el futuro de policías y bomberos, Gibralfaro, el proyecto de Repsol, el derribo del Astoria, inversiones en los barrios, un plan estratégico de suelo industrial, la recuperación del Plan Turístico o seguir bajando la deuda municipal.

De igual modo, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha criticado que este es el "primer y último debate de este mandato corporativo, porque no se ha hecho ninguno" y "creemos que con toda seguridad será el último de Francisco de la Torre como alcalde de la ciudad".

"Es un debate que va a estar marcado por el fin de ciclo de De la Torre y del PP en el gobierno municipal de Málaga", ha señalado Zorrilla, en declaraciones a Europa Press, precisando que "queremos debatir, afrontar y expresar lo que son los signos de agotamiento de un modelo de ciudad que toca a su fin y diagnosticar lo que es la realidad que viven los malagueños más allá de la propaganda municipal y junto a eso exponer nuestra alternativa de ciudad".

Por último, el concejal no adscrito Juan José Espinosa ha señalado que más que el debate del Estado de la Ciudad es "de las personas y de la gente, que son por lo que nosotros estamos aquí". Así, ha aludido a la ciudadanía que ve que "los problemas casi estructurales que vienen teniendo desde hace años no avanzan y muchos vecinos se quedan atrás". Por último, ha asegurado que lo afrontará de "una forma propositiva, mirando el pasado del PP y con el futuro de los vientos de cambio que tiene que soplar en este Ayuntamiento en 2019", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.