Excavaciones en el dolmen de Montelirio
Excavaciones en el dolmen de Montelirio ARCHIVO

El dolmen de Montelirio, recordémoslo, está enclavado en la zona del plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán y está caracterizado por un corredor de aproximadamente 39 metros de longitud, una cámara principal de 4,75 metros de diámetro y otra cámara secundaria de 2,7 metros de diámetro, bajo un túmulo de 2,75 metros de altura.

Se encuadra, por cierto, en las 779 hectáreas de los municipios de Valencina de la Concepción y Castilleja declaradas como Zona Arqueológica, al estar pobladas por múltiples vestigios del antiguo asentamiento humano que habría recalado por este sector de la cornisa del Aljarafe, allá por la Edad del Cobre.

El mencionado libro recoge así los resultados de los estudios e investigaciones científicas realizadas merced a las excavaciones arqueológicas acometidas en el dolmen y su entorno entre 2007 y 2010. En tales estudios, según la información recogida por Europa Press, participaron a lo largo de estos años 45 especialistas de 16 universidades y centros de investigación de cinco países distintos (Alemania, España, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido), con el uso de algunos de los métodos y técnicas de investigación más a la vanguardia de la arqueología moderna.

MILES DE CUENTAS DE COLLAR, FIGURAS Y UTENSILIOS

Y es que las mencionadas excavaciones arqueológicas, recordémoslo, supusieron el rescate de no pocos restos óseos humanos, así como un espectacular ajuar formado por unas 4.000 cuentas de collar y numerosas figuras zoomorfas, otros utensilios y objetos de marfil, sílex o ámbar, dos altares circulares y más de cien puntas de flecha.

El libro 'Montelirio: Un gran monumento megalítico de la Edad del Cobre' incluye así no sólo un análisis del monumento megalítico y los productos artesanales y artísticos de piedra, marfil, oro y ámbar recuperados del mismo, sino además toda una descripción de la forma de vida de las sociedades de la Edad del Cobre, profundizando en su tecnología, artesanía, pautas de contacto e intercambio, y su organización social.

Pues bien, después de que dicho libro viese la luz el pasado mes de marzo de 2017, lo cierto es que en el último congreso anual de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas, dicha organización científica ha decidido conceder a esta publicación una de sus medallas. Concretamente, se trata de la medalla a la mejor monografía sobre el neolítico, según un correo electrónico que firma uno de los responsables del comité de dicha entidad, recogido por Europa Press.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.