Valle de los Caídos
Imagen del Valle de los Caídos, situado en el valle del Cuelgamuros, en San Lorenzo del Escorial. JORGE PARÍS

El Gobierno socialista de Pedro Sánchez tiene intención de continuar con los compromisos adquiridos durante su etapa en la oposición en lo que respecta a la memoria histórica. En concreto, busca consumar una modificación de la Ley de Memoria Histórica que permita sacar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos y ofrecer una solución para este lugar.

Para ello, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, presidida por Sánchez, se reunirá este lunes para debatir este asunto y convertir en un proyecto de ley, para su debate y aprobación, la propuesta de modificación de la Ley de Memoria Histórica que en su día registró en el Congreso de los Diputados, mucho antes de la moción de censura que ha situado a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Según explicó el pasado viernes el secretario de Justicia y Nuevos Derechos del PSOE, Andrés Perelló la intención de este nuevo proyecto será el de "ir un paso más allá" para que se "cierren aquellas fisuras por las que se fugaba, gracias a la derecha española, el cumplimiento de la ley".

En este sentido, el proyecto de ley plantea, entre otras aspectos, que las exhumaciones sean una política pública, sacar a Franco del Valle de los Caídos y "dar una solución" a este lugar, o que los juicios del franquismo sean nulos de pleno derecho.

Delito de apología del fascismo y franquismo

Asimismo, el PSOE planteará llevar al Código Penal el delito de apología del fascismo y franquismo, por lo que, ha puntualizado, "no podrá haber asociaciones como la de Francisco Franco", al tiempo que ha explicado que "habrá que modificar la Ley de fundaciones y asociaciones para que no se constituyan y se prohíban".

Al respecto, el secretario de Justicia y Nuevos Derechos del PSOE ha subrayado que "ninguna democracia con estándares sólidos se pueden permitir el lujo de tener una fundación fascista" y ha recordado que la apología del nazismo "está fuertemente penada en el código penal alemán".

En cualquier caso, Perelló ha dejado claro que "todo este proyecto de ley descansa sobre el reconocimiento y la recuperación de la dignidad de las víctimas", porque, ha recordado, "son ochenta años soportando que esta nación acepte ser el segundo país del mundo después de Camboya con fosas comunes".

En este sentido, el PSOE comenzará a trabajar en esta propuesta a partir de este lunes desde el área de Justicia y Nuevos Derechos para trasladarla a la ejecutiva del partido y que sea el Ministerio de Justicia quien la empiece a poner en marcha.