El Gobierno no acercará por ahora a los presos del 'procés' y dice vigilar las 'embajadas' de Torra

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.
La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.
EFE

El Gobierno de Pedro Sánchez no contempla por ahora el acercamiento de los políticos catalanes que permanecen en prisión por causas vinculadas al procés secesionista.

En palabras de la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, mientras estas personas permanezcan en prisión provisional deben estar "a disposición del [juez] instructor", por lo que "deben estar cerca" del magistrado para "mayor seguridad de ellos mismos" y para dar "mayor facilidad" a que concluyan las diligencias.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes, Celaá agregó que "una vez" concluya la instrucción de la causa, la "responsabilidad" pasa el instructor a Instituciones Penitenciarias. Cuando llegue ese escenario, comentó la ministra, el Ejecutivo lo "evaluará" para "el bien de todos".

Actualmente están en prisión el exvicepresident Oriol Junqueras; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Raül Romeva y Dolors Bassa, además de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Este jueves, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska señaló que la competencia sobre los traslados de los presos preventivos, sin sentencia firme, correspondía a los jueces, y no a Instituciones Penitenciarias.

Poco después, en un auto, el juez Llarena dejó claro que la competencia era de Instituciones Penitenciarias, según determina la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), el Reglamento Penitenciario, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y la del Tribunal Supremo.

Vigilancia sobre las 'embajadas' de la Generalitat

Además, la portavoz dijo que el Gobierno asiste con "respeto" a la reapertura de embajadas de la Generalitat de Cataluña en el exterior. Celaá comentó que "muchas comunidades autónomas tienen centros en otros países", por lo que el Ejecutivo lo ve "con normalidad".

Eso no obsta, prosiguió, para que el Gobierno de Sánchez ponga en marcha "procedimientos" para "conocer qué se hace desde esos puntos en el exterior". Entre las actividades que serían "procedentes", comentó, estaría el fomento de las relaciones comerciales.

Este jueves, el conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall, explicó que el Govern de Torra quiere reactivar sus delegaciones en el exterior en un plan de acción internacional que dará prioridad a su oficina en Bruselas, para impulsar su presencia en la Unión Europea.

En unas rueda de prensa, indicó que en semanas reabrirán las oficinas de Estados Unidos, donde se centralizará la actividad en Washington, así como Londres, Roma, Berlín y Ginebra. En una segunda fase, la Generalitat reabrirá las oficinas de París y Lisboa, entre otras.

Ronda de contactos

Finalmente, Celaá anunció este viernes que "antes de verano" comenzará la ronda de reuniones del presidente Sánchez con los máximos dirigentes de todas las comunidades autónomas.

Sánchez se reunirá, en primar lugar, con el lehendakari Iñigo Urkullu, por ser Euskadi la comunidad que primero aprobó su Estatuto de Autonomía. El segundo, siguiendo ese mismo criterio, será el president Quim Torra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento