Pensionistas
Unos pensionistas en un parque, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes liberar 7.500 millones de euros del préstamo concedido por el Tesoro Público a la Tesorería General de la Seguridad Social, recogido en los Presupuestos prorrogados del año pasado y que ascendía a 10.192 millones de euros, para hacer frente a la paga ordinaria y extraordinaria de la pensión del mes de julio.

El Gobierno aprobó en los Presupuestos de 2017 un préstamo de 10.192 millones para hacer frente al pago de las pensiones, que se agotó en diciembre del año pasado y que este año, tras la prórroga de las cuentas de 2017, vuelve a estar disponible, a la espera que de que se aprueben definitivamente los Presupuestos de 2018 que cuentan con un nuevo préstamo.

Tras esta disposición de 7.500 millones, la Seguridad Social todavía contará con 2.692 millones de este préstamo de 10.192 millones.

No se toca el Fondo de Reserva

De esta forma, para la paga extra de verano no se recurre al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que se ha venido usando en anteriores ocasiones y en el que quedan poco más de 8.000 millones.

El organismo encargado de garantizar el pago de las pensiones agotó el pasado mes de diciembre, con el pago de la extra de Navidad, los 3.486 millones de euros restantes del préstamo de 10.192 millones que se concedió al aprobar los Presupuestos de 2017.

Este préstamo venía contemplado en la disposición adicional novena de los PGE para 2017 y se concedió sin devengar intereses y con un plazo máximo de cancelación de 10 años a partir de 2018.

No obstante, una vez sean aprobadas las cuentas públicas de este año, la Tesorería contará con un préstamo de 15.164 millones de euros para garantizar que el sistema pueda cumplir con el pago de estas prestaciones.

Los Presupuestos de 2018 también recogían que para atender "exclusivamente" las insuficiencias de financiación de las pensiones contributivas, la Seguridad Social sacaría del Fondo de Reserva un importe de 3.826 millones de euros este ejercicio.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha afirmado que este acuerdo se ha adoptado para poder hacer frente al pago de las casi 9,6 millones de pensiones de julio. Además, según Celaá, la Seguridad Social tendrá unas obligaciones en julio unos 17.727 millones de euros.