Lara Álvarez
La presentadora Lara Álvarez. GTRES

"Precioso", "espectacular", "luce todo como nadie"… fueron algunos de los elogios que se llevó Lara Álvarez en la final de Supervivientes. La presentadora, que lleva meses en Cayos Cochinos (Honduras), lució un diseño asimétrico de Custo Barcelona que remató con una sandalias de Úrsula Mascaró. Una clara apuesta por la moda española, pero también hay que decir que no era fácil de llevar.

El vestido no solo resaltaba el cuerpazo que tiene Álvarez, también el bronceado que se trae de la isla. Una aventura que termina con Sofía Suescun como ganadora de este año.

Hay que decir que Lara ha ido cobrando protagonismo a medida que han ido pasando las ediciones del reality de Telecinco y, en esta última, su complicidad con Jorge Javier Vázquez ha sido mayor, compartiendo bromas en directo.

Aunque la presentadora no pasa hambre como los concursantes, sí que es duro estar tanto tiempo alejada de España y trabajando con las dificultades que tiene un lugar como Honduras. Uno de los momentos más especiales que vivió la asturiana fue el 29 de mayo, durante su cumpleaños, que lo pasó rodeada de "su familia hondureña" (como llama a sus compañeros de equipo).

Durante resúmenes y galas, la hemos visto con más de cien biquinis y pareos… y "con ese tipazo", como le dice un seguidor, "todo le queda bien".

A su regreso a nuestro país, la periodista subió una foto a su Instagram con un vestido verde de tubo y unas sandalias amarillas. "Sin duda, la mejor de Supervivientes", le escribe un usuario en un comentario de la imagen.