decomiso
Se necesitó hasta una pala mecánica. LUIS LÓPEZ

Nada menos que 30 camiones ha tenido que utilizar la Policía Local para decomisar ropa usada a la venta en los alrededores de la frontera de Beni Enzar. Así se da respuesta ha cierto colectivo de comerciantes que, en reiteradas ocasiones, se ha quejado de los vendedores ilegales.

Se tuvieron que utilizar camiones de la empresa FCC y una pala mecánica

De ello, informó el consejero de Seguridad Ciudadana, Ramón Antón, quien matizó que las actuaciones se realizaron, concretamente, en la zona de la Vía Francesa. Para llevarlas a cabo, la Policía empleó casi toda la mañana, ya que fue necesario identificar a todos aquellos vendedores que carecían de la autorización administrativa correspondiente.

Tras las diligencias oportunas, los agentes de la Policía Local trasladaron la mercancía decomisada a la planta incineradora, con el fin de destruirla. Así, se tuvo que contar con "varios camiones de los servicios operativos y de la empresa FCC, así como de una pala mecánica", explicó Antón.

Un trabajo constante

Además de estas intervenciones, la Policía vigila la zona comercial de Beni Enzar y la del Rastro, donde se concentra la mayor parte de vendedores ilegales. De esta forma, la mayoría de los objetos confiscados se donan a diversas entidades, tales como Cáritas, para su posterior reparto a aquellos que más lo necesitan. En esta ocasión, no ha sido así, puesto que la mercancía estaba usada.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MELILLA.