Agente de la Guardia Civil
Agente de la Guardia Civil EUROPA PRESS

La actuación de la Guardia Civil se inició en el mes de enero cuando los agentes tuvieron conocimiento de una posible estafa en un centro médico privado situado en el término municipal de Benicarló, donde uno de los enfermeros había estado trabajando en el centro, así como en dos geriátricos, sin tener la titulación necesaria y falsificando documentación aportada, así como los datos del currículum.

Por este motivo, la Guardia Civil inició una investigación hasta comprobar que, en el citado centro médico, estaba prestando servicios un supuesto fisioterapeuta que carecía de la titulación requerida, ya que solo tenía titulación de masajista.

Asimismo, el director y una empleada administrativa presuntamente facturaban servicios que no habían prestado a los pacientes a las distintas compañías de seguros médicos y tenían total conocimiento de que las personas que ejercían como enfermero y fisioterapeuta no tenían titulación.

Por todo ello, los agentes procedieron a la detención de tres varones y una mujer, de entre 41 y 59 años, como supuestos autores de los delitos de falsedad documental, intrusismo profesional y estafa.Las diligencias han sido remitidas al

Juzgado de Instrucción número cinco de Vinaròs (Castellón).

Consulta aquí más noticias de Castellón.