Estas ayudas permitirán a las empresas realizar proyectos como la ampliación y construcción de centrales hortofrutícolas, la instalación de una nueva industria de fabricación de cremas y bebidas vegetales, la ampliación de una industria cárnica, la instalación de un nuevo establecimiento industrial y un proyecto de mejora de los procesos de producción y de eficiencia tecnológica para la industria de elaborados vegetales para uso industrial, entre otros aspectos.

El objetivo es mejorar el rendimiento global de las empresas agroalimentarias y la comercialización de su producción, sectores clave en la economía murciana por su gran potencial de exportación y elemento dinamizador y vertebrador del medio rural.

Para ello, se fomentan acciones como la instalación de nuevas empresas agroalimentarias de transformación y/o comercialización que aumenten el valor añadido de los productos agrarios locales, sobre todo en zonas rurales. Se trata de contribuir a fijar la población y, en general, mejorar el rendimiento global de las exportaciones agrarias y el tejido productivo rural regional, así como incentivar la colaboración y el asociacionismo y el establecimiento de empresas más robustas y competitivas.

Para mejorar el rendimiento global de las empresas agroalimentarias de transformación y/o comercialización ya existentes se fomentan acciones como aumentar su capacidad de producción para utilizar adecuadamente las economías de escala y tener acceso a mercados de mayor dimensión, reducir los costes de producción y mejorar la eficiencia energética.

También se orienta a aplicar nuevas tecnologías en las operaciones básicas de los procesos de transformación, manipulación, envasado y presentación, fomentar la elaboración de nuevos productos agroalimentarios de alto valor añadido acordes con las necesidades del consumidor, así como mejorar la calidad y seguridad alimentaria de los productos agrarios frescos y transformados.

Consulta aquí más noticias de Murcia.