Guirao recibe su cartera ministerial de Màxim Huerta.
Guirao recibe su cartera ministerial de Màxim Huerta. EFE

El nuevo ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha recibido este jueves la cartera ministerial de manos de su antecesor, Màxim Huerta, rodeado de exministros y las actuales titulares de Educación, María Isabel Celáa, y de Hacienda, María Jesus Montero, ante las que ha reivindicado el peso de la Cultura en la creación de riqueza y la formación en Humanidades "para generar gentes con formación y conciencia".

Guirao, que horas antes había prometido su cargo ante el Rey, hilvanó en la sede del que será su Ministerio un discurso en el que con humor reconoció que llega al cargo en un "momento bastante complicado por los tiempos" pero se comprometió a aplicar los principios "que siempre dan resultado": "El trabajo, el trabajo y el trabajo, la prudencia y la valentía".

El nuevo ministro ha asegurado que su invitación a Celáa y Montero para que presenciaran el acto de toma de posesión ha sido "inocente", pero lo cierto es que tenía un mensaje para cada una de las dos ministras por sus respectivas competencias.

Para Guirao, la Cultura tiene dos vertientes fundamentales. Una es la "identidad", un tema "importante siempre y cuando no la manoseemos mucho y seamos respetuosos con todos".

Pero también ha asegurado que la Cultura "es muy importante en el PIB". "Gran parte del PIB del turismo es por el patrimonio histórico", ha afirmado. Desde su punto de vista, junto al turismo que está en la costa, "hay otro grupo en Sevilla, Granada, Córdoba...", sustentando por "el patrimonio histórico, los museos, los teatros y auditorios en las grandes ciudades, el turismo gastronómico".

"La cultura genera dinero, industria cultural, investigación", ha insistido el ministro ante la titular de Hacienda.

Latín y griego para formar conciencia

Su mensaje para la ministra de Educación ha estado relacionado con la importancia de las Humanidades, prácticamente desparecidas de los temarios en escuelas e institutos.

A pesar de ser un experto en arte contemporáneo, Guirao ha dicho ser "de la vieja guardia", es decir, " de los que creen que la cultura se crea por estratos". "No os asustéis", ha pedido al auditorio, por mentar "las Humanidades, la Historia, la Filosofía, el Latín, el Griego". "Son importantes para generar gentes con formación, conciencia".

No obstante, Guirao cree que "las nuevas tecnologías son fundamentales, yo estoy completamente a favor" pero ha apostado por buscar un "equilibrio" con la cultura "con los pies asentados en la tierra y en las sucesivas capas que hemos generado a lo largo de los siglos", a través del estudio de Humanidades.

Huerta, generoso e impecable

El exdirector del Museo Reina Sofía y de La Casa Encendida recibió en la tarde de este miércoles la llamada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para suceder a Huerta, que dimitió tras conocerse que defraudó a Hacienda más de 200.000 euros.

Además del propio Huerta, al acto han asistido dos de sus antecesores, Carmen Alborch, la ministra con la dejó la Junta de Andalucía para ir a Madrid en 1993, y César Antonio de Molina, "que nos conocemos desde antes de hacer la mili". También ha estado presente Miguel Ángel Cortes, que fue secretario de Estado de Cultura con el PP, y los portavoces de este ramo del Congreso.

Guirao ha dirigido a Huerta uno de los primeros agradecimientos, por su "generosidad primero cuando aceptó el encargo del presidente Sánchez para venir al Ministerio de Cultura dejando otras cosas y también la generosidad por la manera impecable en la que ha renunciado". Ha asegurado que Huerta "será un ejemplo" para él.

Como es tradicional, ha correspondido a Huerta, como antecesor, entregar a Guirao la cartera de ministro, a quien también ha regalado un libro de su admirada Ana María Matute. "Como si de un libros se tratara, paso página; en una obra de teatro, cae el telón, y si esto fuera un concierto, no pidáis bises", ha dicho Huerta, que ha deseado "mucha suerte" a su sucesor.

Deporte, La Roja y discapacitados

Guirao se ha refirido en varias ocasiones a lo inesperado del nombramiento y a la rapidez con la que se ha convertido en ministro y pidió paciencia, benevolencia y unos días porque, dijo", "tendré que ponerme al día".

Se refería especialmente a la parte de su cartera ministerialen la que este gestor cultural reconocido en el sector desde hace décadas se declara menos entendido, la de deporte, cuyo desconocimiento y desinterés también jugó una mala pasada a Huerta en los primeros días de su brevísimo mandato.

"Sí pido a la prensa deportiva que tengáis paciencia conmigo, que seáis benévolos al menos una semana, dejadme un poco que me siente, me estudie. Me aplicaré", ha prometido el ministro.

Guirao ha afirmado que "el deporte es una oportunidad fantástica para muchas cosas" y ha señalado al "de competición y el de élite", pero también una modalidad "excepcional" que ha descubierto en los últimos años, el deporte "de las personas con discapacidad porque supone un doble reto y también un esfuerzo de integración".

El ministro empezó alabando a la Selección española, "La Roja", como la llamó en un par de ocasiones, "que debuta mañana" en el Mundial de Rusia. "Yo no recuerdo que anda nos uniera tanto como cuando La Roja ganó el Mundial", ha dicho.

Con el tono hilarante que ha dominado toda su intervención, el nuevo ministro se ha mostrado dispuesto a trabajar por el deporte para personas con discapacidad, a pesar de que admitió desconocer si es o no competencia suya. "No sé si tendré mucha competencia o no, pero según mis competencias iremos hablando, es que no me ha dado tiempo a enterarme".

"Todo esto, salud, integración y generar éxito como país vamos a intentar abordarlo con naturalidad", ha dicho Guirao sobre sus planes para el deporte.