Grafiti en un vagón del metro de Barcelona.
Grafiti en un vagón del metro de Barcelona. Rats&Thugs

Los ataques grafiteros en el metro de Barcelona son cada vez más frecuentes y más violentos. Los trabajadores del Transport Metropolitans de Barcelona (TMB) han denunciado su "indefensión" ya que padecen ataques "incluso con pistolas eléctricas o bates de beisbol".

El último ataque ha producido este martes pasado en la estación de Badal de la línea 5 del metro cuando un grafitero accionó la palanca de freno para poder hacer una pintada. Para poder huir, vació un extintor provocando el pánico entre los pasajeros.

Dos ataques al día

Según datos del Observatorio del Civismo en el Transporte Público, cada día se producen en el metro de Barcelona dos ataques de grafiteros tanto en los vagones como en las estaciones.

En Rodalies Renfe, los actos vandálicos en trenes tuvieron un coste superior a los 10 millones de euros en 2017 y causaron retrasos en alrededor de un millón de pasajeros.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.