Pedro Horrach, exfiscal del caso Nóos, se ha manifestado "satisfecho" por la sentencia del Supremo que se ha conocido este martes, aunque critica que la justicia haya sido "excesivamente lenta" hasta llegar a las condenas firmes.

En una entrevista concedida a 20minutos.es, el exfiscal, que ahora tiene un bufete, ha señalado que está satisfecho "desde el momento en que han ratificado la sentencia de la Audiencia Provincial".

Sin embargo, apunta que hasta llegar a la resolución del Supremo han transcurrido ocho años. "Excesivamente lenta la justicia", apunta.

En su decisión, el Supremo ha rebajado en cinco meses la condena a Iñaki Urdangarin, que se ha quedado finalmente en 5 años y 10 meses de prisión. También ha rebajado la condena a su socio, Diego Torres, y ha dejado igual la de Jaume Matas, expresidente de Baleares.

Presión mediática

En la entrevista, Horrach señala que desde el 1 de mayo del año pasado está en "la otra posición", ejerciendo como abogado particular. "Con algunos vaivenes al inicio, como no puede ser de otra manera, pero ahora pasándolo bien en la profesión", comenta. "Casi la noche y el día con respecto de lo que hacía". Horrach dejó la fiscalía a mediados de 2016.

En su balance de su etapa como fiscal de Nóos, señala la fuerte presión de la exposición mediática a la que estuvo sometido. Y señala que tal vez seguiría siendo fiscal de no haber sido por esa presión. Una idea que ya expuso en otra entrevista a 20minutos.es en 2016, justo tras dejar el cargo: "Si no hubiera habido caso Infanta, quizá seguiría siendo fiscal".

"No dejarse llevar por el viento mediático cuesta Dios y ayuda", dice. 20minutos.es publicará este miércoles la versión íntegra de esta entrevista.