Desprendimiento en Hondarribia.
Desprendimiento en Hondarribia. AYUNTAMIENTO

El Ayuntamiento de San Sebastián ha informado de que los bomberos y la Guardia Municipal han realizado, hasta las 16.00 horas de la jornada de este martes, un total de 14 intervenciones por caída de árboles y dos por caída de elementos de fachadas de dos viviendas debido al temporal de lluvia, además de actuaciones con contenedores movidos por el viento.

Asimismo, se han producido dos desprendimientos en la capital guipuzcoana, uno en el camino de Errondo y otro de menor importancia en Guardaplata (Igeldo). En el caso de Errondo se ha cortado el carril de subida debido a la aparición de una grieta y hasta la valoración de los técnicos municipales. Por otro lado, se ha soltado un barco de su amarre en la bahía y a las cuatro de la tarde se encontraba en la costa, cerca de la Concha, junto a la barandilla.

También se ha registrado un accidente de tráfico a las 15.00 horas en Pokopandegi, en el barrio de Igara. Una furgoneta de reparto francesa ha volcado y ha cortado el tráfico tres cuartos de hora, aproximadamente. El conductor, un varón francés de mediana edad, ha tenido que ser excarcelado por los bomberos y ha sido trasladado al hospital herido leve.

Aguas del Añarbe, por su lado, ha informado de que a las 14.00 horas se ha reducido el caudal de desembalse iniciado esta mañana de 53 a 30 m3/sg y a las 14.30 horas se ha cerrado la presa.

HONDARRIBIA E IRUN

Por otro lado, el temporal también ha tenido consecuencias en otras localidades guipuzcoanas como Hondarribia, donde un desprendimiento ha obligado a cortar la carretera de subida a Guadalupe, en la zona del caserío Errandonea.

Asimismo, el Ayuntamiento Hondarribiarra ha señalado que ha habido problemas durante toda la mañana en Jaizubia, donde la regata se ha desbordado a la altura de la sociedad, pero no se han producido daños y poco a poco ha vuelto a la normalidad.

El Consistorio de Irun, por su parte, ha explicado que, ante las situaciones adversas provocadas por las intensas lluvias y fuerte viento desde primera hora en la ciudad, efectivos de Policía Local, Protección Civil y Servicios de Txingudi siguen trabajando atendiendo los puntos de la ciudad con más afecciones.

Las zonas más afectadas en Irun se han situado en las regatas de Jaizubia y Olaberria con mucha acumulación de agua creando balsas de agua que han afectado a garajes y jardines sin grandes consecuencias.

La Mancomunidad de Servicios de Txingudi ha activado a medio centenar de efectivos en labores de limpieza para, entre otras cuestiones, desatascar sumideros y alcantarillas, lo que ha facilitado que la situación en varios puntos de la ciudad mejorase con el paso de la jornada. Por su parte, el río Bidasoa a su paso por Irun baja dentro de los niveles normales, pero se mantiene la vigilancia.

El punto más delicado se sitúa en el entorno de la regata de Jaizubia y la Ikastola Txingudi, zona en la que hay una intensiva vigilancia de Policía Local, Protección Civil y el resto de servicios de emergencias controlando la evolución de crecida de agua. Las clases en la Ikastola Txingudi por la tarde -Educación Primaria- han quedado suspendidas.

La Policía Local y el resto de servicios de emergencias se mantienen desplegados para actuando en aquellos puntos que sigan afectados y permanecen pendientes de la previsión meteorológica. Según datos de Aemet País Vasco, se han llegado a recoger en Irun 63 litros/m2 desde las 00.00 a las 12.00 horas de este martes.

ALERTA

El Departamento de Seguridad ha activado esta mañana la fase de alerta del Plan Especial de Emergencias por Riesgo de Inundaciones centrado en las cuencas del Bidasoa, Urumea y Oiatrtzun dada la situación de estos ríos y las previsiones de lluvias persistentes para las próximas horas.

Esta fase de alerta responde a escenarios en los que existen previsiones de posibles emergencias, pero que dadas las circunstancias y en caso de una evolución desfavorable, es posible su desencadenamiento. En este caso, el alto nivel de los ríos citados y la previsión meteorológica desfavorable con lluvias persistentes conlleva la necesidad de dicha activación.

De este modo, un Consejo Asesor formado, entre otros organismos, por el Gobierno Vasco, las Diputaciones Forales y los alcaldes de aquellos municipios que puedan verse afectados por posibles inundaciones, se encuentra en situación de preaviso a la espera de ser convocado únicamente en el caso de que se decida pasar a la fase de emergencia.

Si esta situación empeorara, el Consejo Asesor se reuniría para adoptar todas aquellas medidas que se estimen oportunas para coordinar los trabajos dirigidos a paliar los efectos causados por las abundantes lluvias.

De igual modo, se está realizando un seguimiento intensivo de las cuencas de dichos ríos, muy especialmente por parte de la Agencia Vasca del Agua, URA, la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, y las diputaciones forales.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.