Soro ha presenciado el traslado de los antiguos coches de viajeros en Canfranc
Soro ha presenciado el traslado de los antiguos coches de viajeros en Canfranc DGA

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha subrayado este martes que la recuperación ciudadana de la explanada de la Estación Internacional de Canfranc es ya "imparable". Con el inicio de las obras el próximo día 27, ha confiado en que en la primavera de 2019 ya esté ejecutada la nueva playa de vías y la futura estación que permitan avanzar en la apertura de la línea ferroviaria internacional y en la rehabilitación integral del edificio histórico.

Acompañado por el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, y el presidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (AZAFT), Carlos Abadías, José Luis Soro ha asistido al movimiento y traslado de los antiguos coches de pasajeros ubicados en dos naves de la explanada de Arañones, un paso previo e imprescindible para la recuperación del material ferroviario en la zona y para el inicio de las obras de recuperación de la explanada.

"Es un día muy especial", ha afirmado Soro, para agradecer su implicación en este proyecto a Adif y a AZAFT, recordando que los 38 vagones antiguos que se trasladan este martes se mueven de forma provisional a otro espacio de la estación, dado que el proyecto incluye poner en marcha en este punto una sede del Museo del Ferrocarril que se desea crear en Canfranc, Zaragoza y Caminreal (Teruel).

Por tanto, se trata de un "movimiento provisional para liberar el espacio en el que vamos a comenzar a hacer obras, pero para que dentro de un tiempo esta colección forme parte de la sede del Museo del Ferrocarril".

"Esto es imparable, empezamos las obras para la recuperación ciudadana de la explanada que ya es una realidad y en la primavera del año que viene tendremos una nueva playa de vías y una nueva estación y podremos empezar a organizar el resto de la explanada, comenzar las obras de rehabilitación integral del edificio histórico y en 2021 Canfranc volverá a estar lleno de historia, de gente y de vida y habremos cumplido un sueño de todos los aragoneses".

Para el consejero de Vertebración del Territorio, "Canfranc es un lugar muy especial, no es solo una estación de tren es muchísimo más, un reto colectivo, un sueño y vemos cómo se va haciendo realidad", ha recalcado.

Así, ha recordado que en los últimos tres años se ha trabajado junto a la región francesa de Aquitania y se ha logrado implicar en este proyecto al Gobierno español para promover la reapertura de la línea internacional.

FINANCIACIÓN EUROPEA

También se busca financiación europea a través del mecanismo 'Conectar Europa' y se analiza "qué especificaciones técnicas de interoperabilidad tenemos que poner en marcha y qué previsiones comerciales de explotación" para que pueda existir una única línea que conecte Zaragoza y Pau a través de esta estación.

Se trabaja con el horizonte 2020 para, después, "buscar financiación para las obras" y, al respecto, Soro ha indicado que la pasada semana "tuvimos la gran noticia de que en la revisión del mecanismo Conectar Europa se ha preseleccionado la vía Huesca-Pau, la de Canfranc, para que pueda recibir fondos europeos para ejecutar las obras a partir del 2021".

Por tanto, "todos los planetas se alinean, todo funciona y tiene sentido, hoy empezamos a mover trenes" y el próximo día 27 se iniciarán las obras. "Estoy convencido de que en 2021 conseguiremos financiación europea para conseguir ese sueño de recuperar la explanada de Arañones para uso ciudadano y abrir la línea internacional para que los trenes no lleguen a Canfranc y den la vuelta, sino que continúen".

Soro ha resaltado que "hoy es un día cargado de simbolismo, porque se va a ver por fin que Canfranc se mueve, después de tantas décadas lo primero que tenemos que mover son los coches de viajeros antiguos", que permanecían en dos hangares de la estación desde los años 80 y 90.

Ha detallado que desde el día 27 se ejecutará la nueva playa de vías, que contará con tres vías de viajeros, dos de mercancías y otra complementaria para maniobras, así como se ejecutará la nueva estación. Para ello, "era necesario mover parte de los coches de viajeros que hay aquí" y que se situarán, de forma provisional, en el depósito de locomotoras y en un túnel de maniobras.

UN DÍA HISTÓRICO

Por su parte, el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, ha expresado su agradecimiento "a todos los que están haciendo posible este proyecto" y ha coincidido en asegurar que "hoy es un día histórico" para Canfranc.

Sánchez ha recordado que los hangares donde se encontraban los antiguos coches de viajeros se recuperarán y se les dará uso, incidiendo en que "no se va a tirar nada", sino que se recuperarán todos los edificios de la antigua estación porque este proyecto pretende "conservar nuestra memoria y nuestra historia y cuando vengamos, aunque esté todo cambiado, nos sentiremos identificados con Canfranc y su estación".

El presidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (AZAFT), Carlos Abadías, ha manifestado que "es un día absolutamente histórico" tras años trabajando para que se conserven estos vagones y la estación. "Por fin hemos encontrado la sensibilidad en el Gobierno de Aragón" para respaldar esa labor de recuperación de la colección de vehículos históricos y el deseo de darles "un futuro digno".

"Estos 38 vagones que se van a mover ahora se van a una ubicación que los mantendrá en el mismo nivel de seguridad y conservación y, en unos años, se podrán restaurar y mostrar a la sociedad". Ha detallado que son vagones de entre 1900 y 1950.

La asociación ha dedicado su colección a los coches de viajeros y tiene como eje vertebrador los vagones que construía Carde y Escoriaza -actual CAF- y el coche azul de la Compañía internacional de Coches Cama, propietaria del Orient Express, con vehículos de los años 20 y 30.

CUMPLIR UN SUEÑO

La Estación Internacional de Canfranc comenzó a construirse en 1921 y fue inaugurada en julio de 1928 por el rey Alfonso XIII y el presidente de la república francesa Gaston Doumergue. En 1970, el tráfico internacional quedó interrumpido y, desde entonces, la sociedad aragonesa lucha por ver cumplido el sueño de recuperar esa línea ferroviaria y el espacio de la estación.

La UTE Acciona Construcción S.A. y Avintia Proyectos y Construcciones S.L. será la encargada de acometer la ejecución de las obras de la nueva estación y la nueva playa de vías, lo que garantizará la reapertura de la línea ferroviaria al tráfico internacional.

Estas empresas también serán las responsables de urbanizar la explanada de la estación, convertida en una gran plaza, y de la rehabilitación del edificio modernista de la estación internacional con destino a uso hotelero, comercial y demás usos complementarios autorizados en el plan parcial. Asimismo, la UTE gestionará y explotará el edificio de la estación durante un plazo de 69 años, tal y como se contemplaba en los pliegos del contrato.

Consulta aquí más noticias de Huesca.