Doctor Who
William Hartnell, primer protagonista de la serie de ciencia ficción británica 'Doctor Who'. BBC

La ficción británica Doctor Who, nacida en los sesenta, es una de las series más longevas de la televisión. Sus capítulos pueden dividirse en dos grandes etapas, la de la serie clásica, comprendida entre 1963 y 1989, y la de la serie moderna, que comenzó a emitirse en 2005 y que ya encara su undécima temporada, que comenzará en octubre protagonizada por primera vez por una mujer.

Sin embargo, no todos los capítulos de la serie están disponibles. Entre 1967 y 1978, la limpieza de archivo audiovisual realizada por la BBC provocó la desaparición de más de un centenar de episodios. Muchos han sido recuperados, sobre todo gracias a las copias que se vendieron a otros países.

La cifra de capítulos perdidos se ha ido reduciendo hasta los 97 (la mayoría de las etapas del primer y segundo Doctor). Sin embargo, ahora parece que los fans de Doctor Who podrían llevarse una alegría, ya que el archivista Paul Vanezis, que descubrió cuatro episodios perdidos en Chipre en los años 80, cree que esos capítulos desaparecidos aún podrían ser recuperados. Según Vanezis, los episodios en blanco y negro se encuentran en manos de coleccionistas privados.

La búsqueda de los episodios de Doctor Who que faltan es fascinante y un trabajo de amor por los fans. Algunos episodios perdidos se encontraron en Etiopía en 2013 y fueron lanzados por la BBC a tiempo para el 50 aniversario del espectáculo.

Más recientemente, la BBC ha comenzado a usar grabaciones de audio, fotografías supervivientes y breves videoclips para crear versiones animadas de algunas de las historias que faltan, como The Power of the Daleks de 1966. Pero la verdadera esperanza es claramente que las grabaciones de vídeo en blanco y negro aún podrían recuperarse, y la BBC seguramente ofrecerá un precio muy alto para comprar las copias.

El Santo Grial del Doctor Who es el episodio El décimo planeta, que incluye la primera regeneración en pantalla del Doctor. Ahí, el primer Doctor de William Hartnell se transformó en el segundo de Patrick Troughton, un cambio de dirección sin precedentes para esta serie de ciencia ficción.

Hoy en día, la regeneración es una parte aceptada de la historia de Doctor Who, pero en los años 60 esta transformación fue impactante. Solo quedan breves fragmentos de la regeneración, y eso solo porque fueron transmitidos en un episodio de la serie infantil de televisión Blue Peter. Si Vanezis tiene razón, y si un coleccionista en alguna parte tiene una copia de ese episodio, entonces los fans tendrán una razón real para estar contentos.