Policía Nacional y Guardia Civil requisando urnas del referéndum del 1-O.
Policía Nacional y Guardia Civil requisando urnas del referéndum del 1-O. Europa Press - Archivo

La Guardia Civil ha detectado un sobrecoste del 22 % en las obras para rehabilitar una nave del Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat (CTTI) que debía funcionar como centro de datos en el referéndum del 1-O, que ascendieron a 1,6 millones de euros frente a los 1,3 inicialmente previstos.

Así se desprende de un informe elaborado por la Guardia Civil, remitido al titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona que investiga los preparativos del referéndum y que cifra en un total de 3,2 millones de euros el dinero público presuntamente malversado en el 1-O.

En su informe sobre los gastos vinculados al "call center" del CTTI para el 1-O, el instituto armado advierte de que la Generalitat fragmentó supuestamente de forma "irregular" el pago del proyecto básico y ejecutivo de arquitectura y de instalaciones, con el objetivo de que su adjudicación pudiese ser directa y sin publicidad, agilizando así los plazos de las obras para que estuviesen ejecutadas a finales de septiembre.

La consellería de Vicepresidencia, que entonces dirigía Oriol Junqueras -actualmente encarcelado por rebelión-, firmó en junio de 2017 un convenio con el Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) para adecuar la rehabilitación de la nave anexa del CTTI, que ya había sido utilizada como centro de recogida de datos en las elecciones autonómicas del 27-S de 2015.

Este convenio se suscribió por un importe máximo de 1.358.871 euros, lo que ya suponía un incremento del 32 % con respecto al coste inicialmente previsto en el acuerdo suscrito un mes antes entre el CTTI y Vicepresidencia para ubicar en esta planta un "call center" con capacidad para 512 puestos de trabajo, con un presupuesto de 1.027.215 euros.

Sin embargo, la Guardia Civil sostiene, a raíz de la declaración del arquitecto responsable de los servicios exteriores del CIRE, que el gasto total de la obra ascendió finalmente a 1.662.003 euros, produciéndose "sobrecostes" del 22,31 % que fueron autorizados por la responsable técnica y directora de servicios del departamento de vicepresidencia Mercedes Martínez, detenida el pasado 20-S en la operación del instituto armado contra los preparativos del 1-O.

Según el informe, el responsable de una de las empresas adjudicatarias de las obras declaró que a finales de septiembre el 80% la obra ya estaba finalizada, mientras que el de la otra empresa que llevó a cabo el proyecto certificó que la nave estaba "técnicamente operativa" a finales de septiembre de 2017.

La Guardia Civil calcula que el dinero invertido en la remodelación de esta nave hasta septiembre de 2017 que podría estar "directamente vinculado" al referéndum del 1-O asciende de 1.201.654 euros, desglosados en el proyecto básico de arquitectura (17.640 euros), el proyecto ejecutivo de arquitectura y dirección de obras (17.900), el proyecto básico de instalaciones (17.900), el proyecto ejecutivo de instalaciones y dirección (16.949) y una factura emitida por el CIRE a Vicepresidencia (1.131.264 euros).

En el informe, la Guardia Civil también apunta que no parece "justificarse" la "fragmentación" de los proyectos básico y ejecutivo de arquitectura y de instalaciones en cuatro contratos menores, que en total supusieron un importe conjunto de 70.389 euros.

"Esta forma presuntamente irregular de contratación permitía trocear la adjudicación en contratos menores para que fuese directa y sin publicidad, agilizando los plazos del desarrollo de la obra, que como ha quedado acreditado a través de las declaraciones testificales practicadas, pretendían que estuviese ejecutada a finales de septiembre", expone el informe.

En cualquier caso, hacia las 19.00 horas del 30 de septiembre, la víspera del 1-O, la Guardia Civil irrumpió en la nave habilitada por el Govern para neutralizar el "call center" para el referéndum e intervino 118 ordenadores, dos servidores y material informático y telefónico.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.