H&M
Pancartas en el almacén de H&M UGT

Los trabajadores del centro logístico de H&M en España, situado en la madrileña Torrejón de Ardoz, están en huelga indefinida desde este martes tras dar ayer por rota la negociación con la empresa al no llegar a un acuerdo con la dirección de la enseña textil. La firma estima de un 60% a un 65% el porcentaje de la plantilla que habría secundado la huelga esta jornada, mientras que UGT asegura que ha sido un "éxito" secundado por el 86%.

"Tan sólo los directivos y un reducido número de trabajadores han entrado a trabajar, sin que se haya podido realizar y garantizar la salida y distribución normal de los productos de la firma destinado a las tiendas de H&M de la península", dice el sindicato en un comunicado.

El sindicato señala que las discrepancias están en la subida salarial y señala que la empresa "quiere discriminar a los trabajadores que tienen un plus", que son aquellos que se desplazan desde Guadalajara. La compañía cuenta actualmente solo con la plataforma de Torrejón después de fusionar allí a finales de 2012 las dos que existían antes en Azuqueca (Guadalajara) y Coslada (Madrid).

UGT admite que la empresa quiere disminuir la diferencia salarial existente y que se han producido pequeñas subidas para el colectivo que menos cobra, sin embargo estas subidas, dice el sindicato, se han absorbido y compensado con las subidas de convenio, dando muestra clara del "poco interés" que han tenido por subsanar esta situación. Ni siquiera la presencia de un mediador de Trabajo en la reunión ha logrado acercar las posturas.

La firma de moda explica a 20minutos que han ofrecido una subida del 15,9% repartido en tres años a las personas que menos cobran, un colectivo que englobaría "al 50% de la plantilla", asegura un portavoz de la firma textil. También han planteado un plus funcional a 20 mozos de almacén que desarrollan actividades administrativas y un plus de asistencia semestral para toda la plantilla.

El sindicato aceptan una subida porcentual mayor para los trabajadores que tienen un menor salario, de tal manera que en los próximos años se reduzca la brecha salarial. "Queremos que suba el salario base actual de 844,21 euros hasta los 1.000 euros en distintos porcentajes hasta el 2021", explican a este medio fuentes del sindicato. Pero quieren que la subida sea generalizada. Y a esto se niega la empresa porque su política salarial, dice la firma, no está en esa línea.

"Actualmente estamos por encima del convenio aplicable y nuestra propuesta tenía como objetivo mejorar el salario mínimo en el almacén", aseguran desde la compañía que no descarta continuar con las conversaciones durante las próximas semanas.

Los 318 trabajadores del centro, un espacio de 36.000 metros cuadrados que distribuye a todas las tiendas españolas y portuguesas, inician la huelga después de realizar paros en abril y mayoasí como concentraciones ante la tienda madrileña de la Gran Vía. "La dirección de la empresa es responsable final de la convocatoria por su falta de voluntad real de acuerdo ante reivindicaciones que son prudentes y justas", zanjan desde UGT.

"Lamentamos profundamente que la dirección de H&M del centro de distribución de Torrejón haya apostado por la imposición y la negativa a la negociación real de estas demandas laborales", ha manifestado el sindicato, para agregar que la empresa "debería cambiar de estrategia".