Un safari en África se ha convertido en una pesadilla para la estadounidense Ellen DeGeneres, que viajó hasta allí por la fundación que tiene en defensa de los gorilas. The Ellen DeGeneres Wildlife Fund es la organización que ha creado en las montañas Virunga de Ruanda su mujer Portia de Rossi y que le regaló a la presentadora con motivo de su 60 cumpleaños.

DeGeneres ha comenzado a trabajar en el proyecto de conservación de la vida silvestre y compartió en sus redes sociales varias fotos de su viaje. Sin embargo, una instantánea en particular ha desencadenado mensajes hostiles: Ellen posando con niños africanos y con un texto que ponía: "Gracias a todas las increíbles personas que encontré en mi viaje, que ayudaron a hacerlo tan especial".

Esto ha derivado en que acusen a DeGeneres de aprovecharse de la situación de pobreza en la que viven los chavales para que parezca que "empatiza con su situación" y así conseguir "más donativos" para su fundación. "Pornografía de pobreza" fue una de las acusaciones hacia la estrella de la televisión, además de que tiene "un complejo de salvadora blanca".

Otro usuario la criticaba por el recurso manido de la foto con niños sin recursos: "Todos tienen que hacerse una foto con los niños 'pobres' para demostrar que visitaron África... ¡Estáis enfermos!"

Algunos, hasta le pidieron que se pusiera en su situación: "Los africanos no viajan a su país para tomar fotos con su medio millón de personas sin hogar" o "Por favor hazlo mejor, no somos la caridad de nadie".

Bush breakfast @singita_ explore #tanzania

Una publicación compartida de Portia de Rossi (@portiaderossi) el2 Jun, 2018 a las 11:53 PDT

En el otro lado de la balanza los fans de DeGeneres se han apresurado a defenderla, recordándole a los haters que pasó gran parte de sus vacaciones africanas trabajando para su fundación. "No hay nada de malo en esa foto, estáis locos".

DeGeneres aún no ha respondido a la controversia, pero no es la primera vez que termina en terreno pantanoso por publicar una imagen con gente negra. En 2016, se enfrentó a una reacción similar por un meme que hizo con el atleta Usain Bolt.